Al menos 23 muertos por atentados en Irak

Bagdad, (AP).-  Una mujer se suicidó con explosivos cerca de la Zona Verde donde están las embajadas de Estados Unidos y de Gran Bretaña y una bomba estalló en un autobús con empleados del gobierno iraquí, en dos atentados en Bagdad que dejaron hoy al menos 20 muertos, informaron autoridades de Irak.

Otras tres personas murieron en ataques con explosivos contra patrullas policiales en Bagdad y en Bakuba, al noreste de la capital, dijo la policía.

Los nuevos hechos de violencia ocurrieron en el momento de mayor actividad en la mañana mientras los legisladores iraquíes se preparaban para votar el miércoles sobre un acuerdo que permitiría a las fuerzas estadounidenses permanecer en Irak tres año más bajo una rigurosa supervisión iraquí.

En el primer ataque, una bomba sujetada a un autobús utilizado por el Ministerio de Comercio para transportar empleados fue detonada poco antes de las 08:00 en el oriente de Bagdad, dijeron policías y médicos en forma anónima por carecer de autoridad para hablar con periodistas.

La explosión mató a 13 empleados e hirió a tres, dijo un funcionario de una compañía que forma parte del Ministerio de Transporte.

Un funcionario del hospital Kindi, y otro funcionario en el hospital Ibn al-Nafis dijeron que entre los 13 muertos había ocho mujeres.

El ejército de Estados Unidos dijo que 14 personas murieron y cuatro fueron heridas en el ataque al autobús.

Unos 45 minutos más tarde, una mujer se hizo volar con explosivos mientras hacía fila en un retén cercano a un acceso a la Zona Verde en el centro de Bagdad. Siete personas murieron y 13 fueron lesionadas, dijo una autoridad del Ministerio del Interior y otro funcionario iraquí. Ambos declinaron identificarse. La Zona Verde es una amplia área que alberga oficinas gubernamentales y las embajadas de varios países bajo una intensa vigilancia de las fuerzas estadounidenses.

Funcionarios del hospital Kindi dijeron que dos mujeres murieron en la explosión causada por la atacante suicida. El servicio de espionaje iraquí dijo que una de las dos mujeres muertas estaba embarazada.

En un tercer ataque, una bomba colocada al costado de un camino estalló al paso de una patrulla policial cerca de la Universidad Tecnológica en el este de Bagdad. Dos civiles murieron y otros cuatro fueron heridos, dijeron funcionarios policiales que pidieron no ser identificados. Dos policías figuraban entre los heridos.

En Bakuba, a 60 kilómetros (35 millas) al noreste de Bagdad, un policía murió cuando estalló una bomba al costado de un camino, al paso de su automóvil, dijo la policía.