Al menos 73 muertos tras terremoto que ha devastado pueblos del centro de Italia

En esta imagen, tomada de un video, personas recuperan a una víctima de debajo de los escombros de un edificio en Amatrice, una localidad del centro de Italia sacudida por un sismo de magnitud 6,1, el 24 de agosto de 2016. (AP Foto)
En esta imagen, tomada de un video, personas recuperan a una víctima de debajo de los escombros de un edificio en Amatrice, una localidad del centro de Italia sacudida por un sismo de magnitud 6,1, el 24 de agosto de 2016. (AP Foto)

Amatrice. Al menos 73 personas han muerto hoy tras el terremoto de 6 grados en la escala Ritcher que ha devastado pueblos enteros del centro de Italia como el turístico Amatrice, una localidad que ha quedado prácticamente destruida.   La tierra tembló a las 03.36 hora local (01.36 GMT) con epicentro en la población de Accumoli, en la provincia de Rieti, y duró unos 30 segundos, según los datos del Instituto Nacional de Geofísica y Vulcanología de Italia.

Pocos segundos que han servido para hacer prácticamente desaparecer varias localidades de las provincias de Rieti y de Ascoli Piceno, situadas bajo la cordillera de los Apeninos y a pocos kilómetros de L’Aquila, donde en 2009 se produjo el terremoto que causó más de 200 muertos.

La jefa de emergencias de la Protección Civil, Immacolata Postiglione, informó de los 73 fallecidos, pero advirtió de que el número está destinado a cambiar debido a los desaparecidos y que el área afectada es muy amplia con numerosas pequeñas localidades, según señaló durante una conferencia de prensa en Roma.   Postiglione explicó que de las 73 víctimas oficiales, 53 se han producido entre las localidades de Accumoli y Amatrice, en la provincia de Rieti, en la región de Lacio, y las otras 20 en Arquata de Trontro, en la de las Marcas.

Entre estas víctimas, más de 40 se han producido en Amatrice, una pequeña localidad situada en una colina y en una zona muy turística y conocida internacionalmente por haberse inventado allí la salsa “amatriciana” (cachete de cerdo, tomate y queso de oveja) para la pasta, y que según su alcalde, Sergio Pirozzi, es un pueblo “que ya no existe”.   Otro de los pueblos que prácticamente ha desaparecido es Accumoli, a unos pocos kilómetros de Amatrice, y el alcalde Stefano Petrucci aseguró que la localidad ha sido devastada y que casi todas las casas se han derrumbado y las que siguen en pie están fuertemente dañadas.   “Necesitamos de todo. Se ha perdido todo, no tenemos nada”, fue el lamento de Petrucci, que informó de que el balance de las víctimas de su localidad, que comprende también otras 17 pedanías, asciende por el momento a siete personas.

“No dejaremos a nadie solo, a ninguna familia. Nos tenemos que poner a trabajar”, ha afirmado el primer ministro italiano, Matteo Renzi en una breve declaración en la que también afirmó que la prioridad es ahora “excavar para sacar vivas a las personas”.   En Amatrice se espera la llegada en breve de Renzi, que se ha desplazado a esta localidad en helicóptero desde Roma.   Pasadas más de doce horas del terremoto, los equipos de rescate siguen excavando en busca de supervivientes tanto en Amatrice, Accumoli y Arquata, los tres pueblos más afectados y agentes del Cuerpo de Bomberos aseguraron que se seguirá buscando supervivientes mientras lo permitan las condiciones.