Al-Qaida amenaza volar Casa Blanca

EL CAIRO (AP).- La facción iraquí de Al-Qaida dijo el viernes en una nueva grabación de audio que ha movilizado a 12.000 combatientes en ese país, y agregó que sus combatientes no descansarían hasta que hayan llegado a Jerusalén y volado la Casa Blanca.

“El ejército de al-Qaida tiene ahora 12.000 combatientes en Irak, y ellos han jurado morir en nombre de Dios’’, dijo Abu Hamza al-Muhajir en una grabación transmitida en páginas de grupos extremistas en la internet.

“No descansaremos de nuestra yijad hasta que estemos bajo los árboles de olivas de Rumieh y hayamos volado la casa más sucia _ que es llamada la Casa Blanca’’, dijo al-Muhajir. Los árboles de oliva de Rumieh parece ser una referencia al Monte de los Olivos en Jerusalén

También conocido como Abu Ayyub al-Masri, al-Muhajir se convirtió en el líder de al-Qaida en Irak luego que tropas estadounidenses matasen en junio a Abu Musab al-Zarqawi.

Aunque la primera voz en la cinta presenta al hablante como “Jeque Abu Hamza al-Muhajir’’, no hubo forma independiente de verificar la información.

“El pueblo estadounidense ha colocado sus pies en el camino apropiado … al darse cuenta de la traición de su presidente al apoyar a Israel’’, dijo el líder de al-Qaida en Irak.

“Así que votaron por algo razonable en las recientes elecciones’’ dijo, en un elogio implícito a la derrota de los republicanos en los comicios del martes.

Tras describir a George W. Bush como “el presidente más estúpido’’ en la historia de Estados Unidos, el líder de al-Qaida dijo que ese grupo estaba ganando más rápidamente que lo esperado en Irak.

La política del presidente de Estados Unidos ha permitido a al-Qaida conseguir su objetivo de enfrentar a más estadounidenses, dijo al-Masri. “No nos hemos cansado aún de vuestra sangre’’.

Al-Masri llamó además a los musulmanes suníes a jurar su fidelidad a un nuevo estado islamista en Irak y su líder, que dijo era Abu Omar al-Baghdadi.

En octubre, un grupo extremista iraquí que incluye al-Qaida en Irak dijo que había establecido un gobierno islámico en Irak que consistía de varias provincias que tienen una mayoritaria población suní. El parlamento ha desestimado esas aseveraciones.