Al Qaida ejecuta a dos diplomáticos argelinos

DUBAI (AFP).- La célula iraquí de Al Qaida anunció el miércoles en internet que ha ejecutado a dos diplomáticos argelinos, lo que eleva a tres las reivindicaciones de asesinatos de diplomáticos árabes por parte de un grupo que amenaza con la pena capital a todos los representantes de países árabes e islámicos.

“Vuestros hermanos del brazo militar de la Organización Al Qaida en Mesopotamia procedieron el miércoles 27 de julio a la aplicación del veredicto del tribunal islámico”, señala un comunicado del grupo de Abú Musab al Zarqaui, difundido en una página islamista y cuya autenticidad no puede verificarse.

“El presidente de la misión diplomática argelina Alí Belarusi y el agregado diplomático Azedin Belkadi fueron por consiguiente ejecutados”, añade.

La Organización Al Qaida en Mesopotamia anunció el martes en internet que “su tribunal islámico” había condenado a muerte a los dos hombres.

El grupo justifica los asesinatos alegando que Argelia no aplica la charia, apoya a judíos y cristianos en Irak y permite la derramamiento de sangre de musulmanes en su territorio.

“Son dos emisarios del Estado argelino, que no aplica la charia y se ha aliado a los judíos y cristianos”, afirma el texto.

“No olvidaremos jamás la efusión de sangre de musulmanes, los asesinatos y destrucciones” en Argelia, agrega, haciendo alusión a los enfrentamientos entre las fuerzas de seguridad argelinas y los grupos islamistas en este país durante la década de 1990.

El comunicado afirma que Azedin Belkadi era un miembro de los servicios secretos argelinos que subió “del grado de teniente al de capitán” y lo acusa de “haber participado en las masacres de Rais y Bentalha (…) que fueron atribuidas a los muyaidines”.

Las matanzas de Rais y Bentalha, cerca de Argel, causaron cientos de muertos en 1997. Los islamistas acusaron a los servicios de Inteligencia argelinos de haberlas ordenado y de achacárselas para perjudicar su imagen.

El martes, el grupo de Zarqaui emitió un vídeo en el que aparecían los dos hombres, con los ojos vendados.

El 7 de julio, la Organización anunció haber asesinado al encargado de negocios egipcio en Bagdad, Ihab al-Cherif, secuestrado cinco días antes.

En su nota del miércoles, el grupo critica “la guerra que libra el Estado argelino tirano contra los musulmanes, en particular contra el Grupo Salafista por la Predicación y el Combate (GSPC)”, que elogió el secuestro de los dos diplomáticos en su sitio internet.

Alí Belarusi, de 62 años, que terminaba su misión en Bagdad antes de jubilarse, y Azedin Belkadi, de 47 años, que había sido destinado a Irak recientemente, fueron secuestrados por hombres armados cuando circulaban en automóvil a un centenar de metros de su embajada.

Al anunciar el martes su condena a muerte, el grupo de Zarqaui vaticinó el mismo final a los diplomáticos de países árabes e islámicos, que “son objetivos legítimos de los sables de los muyaidines”.