Alarma en Londres por explosiones en el metro y un autobús

Por ROBERT BARR
LONDRES (AP) _ Una serie de explosiones estremecieron el jueves el sistema de transportes británico, obligando a cerrar tres estaciones de trenes subterráneos y reventando las ventanas de un autobús, informaron las autoridades.

Sólo una persona resultó lastimada en los sucesos, ocurridos dos semanas después de una ola de ataques con explosivos que mataron a 56 personas, dijeron las autoridades.

El comisionado de policía Ian Blair dijo que hubo cuatro “intentos de explosiones” y testigos relataron haber escuchado que varias mochilas estallaron.

“Ocurrieron cuatro explosiones o intentos de explosiones”, dijo Blair frente a la sede de la policía en Scotland Yard.

“Por el momento la cifra de víctimas parece ser muy baja… las bombas al parecer eran más pequeñas” de las detonadas el 7 de julio, añadió.

 El primer ministro Tony Blair llamó a la calma luego de los sucesos.

Londres “regresará a la normalidad lo más pronto posible… no podemos minimizar este tipo de sucesos, lo hacen para asustar a la gente, para mantenerla preocupada”, dijo el mandatario.

Las explosiones no provocaron la clausura de la red de subterráneos, aunque tres líneas permanecieron cerradas durante más de dos horas después de los incidentes.

“Las bombas parecen ser más pequeñas que en la ocasión anterior, pero todavía no conocemos todas las consecuencias de esto y tendremos que examinar la escena muy cuidadosamente”, dijo Blair.

Policías con equipos de protección para productos químicos entraban a la estación de la calle Warren.

La policía confirmó que una unidad armada había entrado en el vecino hospital universitario. La agencia noticiosa Press Association dijo que llegaron poco después del ingreso de un herido.

La televisión dijo que la policía registraba el hospital en busca de un hombre que vestía una camisa azul de cuya espalda salían varios cables.

Un memorando interno del hospital exhortaba al personal a estar atento y denunciar la presencia del hombre, descrito como negro o asiático, de 1,80 metro de estatura, informó la televisora Sky News.

Stagecoach, la empresa operadora del autobús, dijo que el conductor escuchó un estruendo y fue al piso alto, donde halló que habían saltado las ventanillas. La estructura del vehículo estaba intacta y no se reportaron víctimas, dijo la compañía.

 Las cámaras de control de tránsito en la calle Hackney mostraron en autobús detenido en una parada con sus luces de giro parpadeando. La zona en torno del autobús de la línea 26 estaba acordonada y no había tráfico ni peatones.

 

En las imágenes de vídeo, no parecía haber nadie a bordo ni en las cercanías, y las calles parecían bloqueadas.

 

El primer ministro Blair canceló sus actividades de la tarde para seguir la marcha de los sucesos.

 

La policía dijo que evacuó las estaciones Warren Street, Shepherds Bush y Oval del subterráneo y llamó a los servicios de emergencia.

 

También evacuó los edificios vecinos a la estación Warren Street, y agentes con perros recorrían la zona.

 

Un testigo declaró que otro pasajero le dijo que una mochila había explotado en un subterráneo.