Alas; diario de una libélula peregrina, Señales de los 7 dias de Gracia

http://hoy.com.do/image/article/834/460x390/0/14A6FCCD-2DF3-4C50-B0E1-3A0B48AB873F.jpeg

Se cuenta que cada persona cuenta con 7 dias de Gracia extraordinaria cada año. Un tiempo en el que nos llega ayuda sobrenatural que obremos según la ley del amor, y podamos lograr con facilidad nuestros sueños. En la mayoría de los casos, la palabra Gracia es utilizada en el antiguo testamento como sinónimo de “favor” y “misericordia”.

La referencia la encontramos en la historia de Adán y Eva cuando recibieron una promesa de salvación, a pesar de su desobediencia (Gn. 3:15), y se les proveyó de protección (v 21). Sin embargo, es el nuevo testamentoel que proclama la plenitud de la Gracia divina, “pues la ley por medio de Moisés fue dada, pero la Gracia y la verdad vinieron por medio de Jesucristo” (Jn. 1:17).

Con relación al místico número siete, es el resultado de la suma entre 3 (lo celeste) y 4 (lo terrenal). Se considera un número perfecto que simboliza la relación entre lo divino y lo humano, dando por resultado la creación que fue manifestada en 7 días. En el alfabeto hebreo, la séptima letra (Zaín) representa los valores espirituales. Es el signo cabalístico de la luz, y la representación del ojo humano capaz de captarla.

Entre las curiosidades del número 7 encontramos: las siete artes: pintura, escultura, arquitectura, literatura, música, danza, cine, las siete notas musicales: do, re, mi, fa, sol, la, sí, los siete sabios de Grecia: Quilón de Esparta, Bías de Priene, Cleóbulo de Lindos, Periandro de Corinto, Pítaco de Mitilene, Solón de Atenas, Tales de Mileto, las siete edades del hombre citadas por Shakespeare: la infancia, la niñez, el amante, el guerrero, el adulto, la edad avanzada, la senilidad, los siete colores del arco iris: rojo, naranja, amarillo, verde, azul, índigo, violeta y sus 7 pacificadores: pacificador del cielo, de la lluvia, de la tormenta, del sol, del trueno, de la nube y de la niebla.

En cada uno de los siete dias de Gracia extraordinaria, vivimos la plenitud de la dimensión espiritual. La Gracia nos llena el plexo solar, y nos conecta con un sentimiento de auto-valía que nos sintoniza con el poder personal, fortaleciendo nuestra auto-estima. El movimiento de la Gracia va en el sentido de quiénes somos, y de lo que vinimos a hacer. Simbólicamente, nos “empalma” con nuestra verdadera identidad.

A estas alturas, la curiosidad por saber cómo puedes darte cuenta de cuando estás viviendo un día de Gracia, debe estar sacudiéndote como lo hizo conmigo. Recuerda que la clave para detectar las señales que caracterizan a los días extraordinarios de Gracia, es el “discernimiento” que nos llega por vía de la humildad. Alguna de las características de los dias de Gracia son:

1) Se presentan como una oportunidad que pide una respuesta espontánea.

Cuando nos llega una circunstancia favorable, en un momento adecuado para hacer algo, es conveniente entregar el poder al corazón. La intuición y la espontaneidad se llevan muy bien, y juntas tienen la fuerza para evitar que se active el autosabotaje. El ego utiliza nuestro miedo al cambio, para mantenernos alejados de las oportunidades que vienen de la dimensión espiritual, en donde él no tiene ningún control. En un día de Gracia nos rendimos a lo que es más grande.

2) Su llegada resucita los planes y metas que se habían abandonado.

Cuando contactamos un día de Gracia todo “queda en su lugar.” La vida comienza de nuevo, y vemos el futuro con esperanza y pasión. Los sueños que habíamos abandonado por falta de merecimiento, lealtades invisibles, traición a nosotros mismos o  temor, resucitan con fuerzas renovadas y tenemos la voluntad para darles vida.

3) El viento sopla a nuestro favor.

A pesar de que nada parece estar controlado por nosotros,en un día de Gracia las corrientes de energía nos conducen al camino para la realización de nuestro propósito. Todas las cosas buenas caen en el lugar exacto. Todas las fuerzas trabajan a nuestro favor, y estamos protegidos, apoyados y cuidados.

4) Nos brinda un camino inesperado de curación.

Cuando estamos en un día de Gracia extraordinaria, todos los sistemas de defensa son vulnerables, por lo que se facilita el contacto con nuestro ser esencial. Visto en retrospectiva, nos sorprendemos de nuestra audacia, coraje y confianza. Nos encontramos con la persona o circunstancia que sabe exactamente cómo tratar nuestra condición.

Como puedes ver, no podemos hacer que estos dias sucedan de forma voluntaria. Los dias de Gracia se producen debido a circunstancias espirituales, que se han puesto en marcha por las emociones, pensamientos y sentimientos que hemos sintonizado. En otras palabras, los días extraordinarios de Gracia llegan por las invitaciones conscientes e inconscientes que le hacemos a la vida.

Curiosamente, la palabra “gracias” que utilizamos para expresar nuestra gratitud, cuyo contenido encierra un concepto divino, ¡tiene siete letras! Ya encontré dos de mis siete dias de Gracia; uno el domingo 8 de junio y otro el lunes 24 del mismo mes ¿y tú?¿Has identificado algún día de Gracia?