Alberto Fernández asume presidente de Argentina

Argentina's President Alberto Fernandez, left, and Vice President Cristina Fernandez de Kirchner smile after they took the oath of office at the Congress in Buenos Aires, Argentina, Tuesday, Dec. 10, 2019. (AP Photo/Natacha Pisarenko)
Argentina's President Alberto Fernandez, left, and Vice President Cristina Fernandez de Kirchner smile after they took the oath of office at the Congress in Buenos Aires, Argentina, Tuesday, Dec. 10, 2019. (AP Photo/Natacha Pisarenko)

El peronista Alberto Fernández juró ayer, martes, como presidente de Argentina ante el desafío poner de pie a un país “postrado” y proteger “a los más débiles” y la advertencia a los acreedores de que no están dadas las condiciones para cumplir con las obligaciones de deuda.
En un discurso ante el pleno de la Asamblea Legislativa enumeró varias de sus metas, como el combate al hambre en el marco de un escenario de pobreza que afecta a más de 35% de la población y reformas en los cuestionados sistemas de justicia e inteligencia para poner fin a las “persecuciones”.
El dirigente peronista asumió tras prestar juramento con la mano sobre la Biblia. Luego hizo lo propio la exmandataria Cristina Fernández de Kirchner (2007-2015), quien juró como vicepresidenta. Fernández, de 60 años, indicó que la primera reunión de su gobierno versará sobre cómo poner en marcha un plan integral contra el hambre. “Allí comenzaremos la acción que ponga fin a este presente penoso“, señaló. Dijo que su objetivo es alcanzar “el desarrollo con justicia social”, para lo cual descartó las políticas de ajuste de su antecesor, Mauricio Macri, que a su entender llevaron al país a este estado de fragilidad. En el complicado contexto de deuda existente, el mandatario indicó que su gobierno buscará una relación constructiva y cooperativa con el Fondo Monetario Internacional y otros acreedores. Acotó que se va a encarar el pago de deuda, pero advirtió que “para poder pagar hay que crecer primero”. “El gobierno que acaba de terminar su mandato ha dejado al país en una situación de virtual default”, afirmó Fernández, quien acotó que las premisas bajo las que asumirá “toda negociación de deuda” serán la “seriedad en el análisis”.