Alburquerque acepta como un reto estar en boleta presidencial del PLD

El candidato vicepresidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), Rafael Alburquerque, manifestó que es un honor para él ser el compañero de boleta de Leonel Fernández, pero que a la vez significa un reto porque si ese partido gana las elecciones tendrá que esforzarse para sacar al país de la grave crisis económica en que se encuentra.

Alburquerque, uno de los fundadores del PLD que fuera expulsado del partido por varios años, fue escogido por Fernández el martes pasado, sorprendiendo con ello a los propios peledeístas cuyas expectativas giraban en torno a Francisco Domínguez Brito, a Danilo Medina y a Carlos Morales Troncoso, este último del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC).

“Es un reto ser vicepresidente en la actual coyuntura porque el país está en crisis, hay una situación de incertidumbre por los desaciertos de las autoridades y eso implica que el gobierno que encabece Fernández a partir de agosto tendrá por delante la ardua tarea de sacar a los dominicanos de esta situación”.

Alburquerque, invitado del almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio, refirió que es una honra y un gran desafío para todos los peledeístas tratar de devolver la confianza a todos los sectores productivos del país.

“Me siento muy orgulloso de esta escogencia porque, después de la desaparición de los líderes Joaquín Balaguer, Juan Bosch y José Francisco Peña Gómez, ese vacío ha sido llenado por Fernández, de manera que acompañarlo en la boleta es una gran satisfacción para mí”, afirmó.

Sobre lo que aporta su figura a la candidatura de Fernández refirió que, un aspirante a la vicepresidencia no le debe restar votos a su compañero, por lo que es importante que no tenga tasa de rechazo.

En ese sentido, destacó que como el candidato presidencial del PLD tiene 65% de preferencia electoral, “hay que ser muy cuidadoso”.

“Tenemos un trabajo de largos años, pues para los comicios congresionales del 2002 fuimos el candidato más votado del PLD y ya como aspirante a senador por la provincia de Santo Domingo, obtuvimos 114,000 votos, siendo de 3,000 votos la diferencia que nos separó del candidato del Partido Revolucionario Dominicano (PRD)”.

[b]¿CUÁNDO LO SUPO?[/b]

La escogencia del candidato vicepresidencial del PLD se manejó como el secreto mejor guardado. Era Fernández el que tenía en sus manos la decisión, en base a los poderes otorgados por los organismos de dirección del partido.

La inscripción de las candidaturas presidenciales cerró el miércoles 17 y no fue sino hasta el martes 16, en la mañana, que Fernández le manifestó a Alburquerque su deseo de que fuese su compañero de boleta.

Respecto al resquemor que pudo causar su selección entre los demás dirigentes del PLD, destacó que tanto Medina, como Domínguez Brito, Temístocles Montás, Jaime David Fernández Mirabal, Euclides Gutiérrez Félix, entre otros, lo llamaron para felicitarlo y apoyarlo.