Alcalde estima falta voluntad política para sanear el Ozama

El alcalde del Distrito Nacional, Roberto Salcedo, consideró ayer que ha faltado voluntad política para enfrentar seriamente el problema de la contaminación de los ríos Ozama e Isabela, que amenaza el desarrollo del turismo en Santo Domingo, especialmente, la llegada de grandes cruceros y otras embarcaciones por el puerto Don Diego.

Salcedo dijo que para poder enfrentar el problema se necesita no solamente del concurso de los ayuntamientos del Gran Santo Domingo, sino también del Gobierno central, las comunidades y el sector privado.

Advirtió que sin un plan concreto de los ayuntamientos que conforman la Mancomunidad, el Gobierno y las propias comunidades, sería imposible sanear las principales fuentes de agua de Santo Domingo, una riqueza a la que históricamente se le ha dado la espalda.