Alcalde inicia rescate del Malecón Santo Domingo

27_09_2016 HOY_MARTES_270916_ El País12 B

Con una inversión de cien millones de pesos, el alcalde del Distrito Nacional, David Collado, inició ayer el rescate del Malecón de Santo Domingo, desde el Banco Agrícola hasta el monumento a Fray Antón de Montesinos, que incluye ampliación de aceras, reconstrucción de bancos, iluminación, solución al problema pluvial.

En un acto en el lugar de inicio y acompañado de los principales ejecutivos de los grandes hoteles a lo largo de la George Washington, Collado informó que es el inicio de una primera etapa de la recuperación del Malecón, que según dijo, luce abandonado, arrabalizado, oscuro e inseguro.

El ejecutivo municipal agradeció el respaldo ofrecido a su administración por la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, al expresar de manera pública que confiaban en su gestión para que mirara hacia uno de los lugares capitalinos más emblemáticos para el turismo.

Recordó que durante su campaña, en cada actividad expresó la necesidad de que los dominicanos tengan que recuperar la vista al mar y “aquí estamos frente al mar Caribe, en una actividad que nos llena de emoción, porque es el inicio de una primera etapa para la recuperación de nuestro Malecón”. Aseguró que el lugar será una zona de esparcimiento y recreación, donde no transiten vehículos pesados, tal como lo establece la ordenanza 11-2012, aprobada por el Concejo de Regidores.

Sostuvo que en cualquier país una propiedad frente al mar es lo más costoso, pero que en el caso capitaleño los hoteles suben al centro de la ciudad, a las avenidas Winston Churchill y Abraham Lincoln.

Expresó que inició la obra luego de llegar a acuerdo con la constructora Malespín, que había ganado una licitación para trabajar en el Malecón y estaba detenida por falta de pago.

De su lado, el presidente de la Asociación de Hoteles de Santo Domingo, Roberto Henríquez destacó la importancia de la obra, que el sector había demandado por tantos años. Destacó los trabajos, ya que el Malecón no pertenece a los hoteles, sino a los ciudadanos dominicanos y del mundo.