Alcaldes de la Mancomunidad presentan desafíos municipios

almuerzo cor

El paso del tiempo parece no hacer efecto alguno en la solución de los problemas de los ayuntamientos, que año tras año tienen las mismas quejas fundamentadas en el manejo del vertedero de Duquesa, los problemas de asfaltado y drenaje e insuficiencia de fondos para cubrir sus necesidades.
Así lo expresaron ayer los alcaldes pertenecientes a la Mancomunidad del Gran Santo Domingo, al participar como invitados en el Almuerzo Semanal del Grupo de Comunicaciones Corripio.
A los temas cotidianos suman el elemento del tránsito, que cada vez complica más el desplazamiento de la clase trabajadora y de los estudiantes a sus lugares de destino.

El alcalde de Santo Domingo Oeste, Francisco Peña, dijo que la situación del vertedero requiere de una salida y entiende que a esos desechos se les debe buscar un uso productivo.
Aseguró que hay compañías extranjeras dispuestas a asumirlos aportando los recursos y el Gobierno comprometiéndose a comprarle la energía producida.
Otro aspecto que señala es que se podría crear otro vertedero con criterios de manejo, como existen en otros países donde tienen esos depósitos dentro de la ciudad.
Respecto al tema, el alcalde de Santo Domingo Norte, René Polanco, se quejó de que los desechos de Duquesa no están siendo manejados de manera adecuada.
“No se le está dando tratamiento a los desechos sólidos, simplemente están llegando los camiones allí y entran, vierten, salen… mientras tanto, hay un problema, que las personas creen que Santo Domingo Norte tiene el problema ambiental, sin embargo cuando Duquesa coge fuego, llega al Distrito Nacional”, indicó.
Agregó que en su municipio también tienen el problema del asfaltado de las calles en diferentes sectores, de manera especial en Villa Mella.
Recordó que era zona rural y ahora están en un proceso de conversión en suburbanos, por lo que, a pesar de las ayudas que han recibido, tienen muchas cosas pendientes de solución.
SDE: cementerios, tránsito y sin hospital general. Sobre Santo Domingo Este, el alcalde Alfredo Martínez (El Cañero) dijo que el principal problema que tienen es la falta de drenaje.
“Todo el que me quiere ver es para decirme que su calle es un desastre”, indicó. A eso suma el tema de los cementerios que, según afirma, ya cumplieron su misión.
Dijo que el de Los Mina ya terminó su vida útil y el Cristo Salvador por igual, con la realidad de que el 36% de los sepultados allí no son del municipio. “Otra situación es que se dificulta limpiarlo porque la forma en que fue construido no permite una higienización mecanizada. Tuvimos que acudir a más de 100 hombres para limpiarlo recientemente”, indicó.
Sobre el tránsito, dijo que es caótico. Martínez aseguró que más de 30 mil estudiantes entran y salen a diario a las distintas universidades y otros en busca de empleos.
“Hay cinco puentes y a partir de las 6:15 a 6:30, ya están llenos”, señaló.
Otro elemento que destacó como problemático es el hecho de que siendo el municipio de mayor tamaño no posee un hospital general, sino un traumatológico, por lo que los que buscan asistencia deben desplazarse a Santo Domingo Norte o al Morgan. Por último, dijo que el mercado de Los Mina fue inaugurado en 1990 y no ha recibido mantenimiento.
Boca Chica: planta de tratamiento y dinero. El alcalde, Radhamés Castro, dijo que ese es el único municipio con tres estructuras portuarias en seis kilómetros lineales y no posee una planta de tratamiento. A eso suma que es un municipio que concentra turistas que producen muchos desechos, especialmente humanos, y no tienen donde enviarlos.
“Somos de los pocos lugares que su río es subterráneo, que es el Brujuelas, que aporta muchísima agua a Santo Domingo Este y municipios colaterales y tenemos la particularidad de ser el único municipio no cabecera que cuenta con una Corporación de Acueducto Municipal. Entonces, con esas estructuras es mucho más fácil resolver el problema”, señaló. Sobre los fondos, entiende que el Gobierno debe hacer el esfuerzo por cumplir con el porcentaje que les corresponde, conforme a la ley.
Los Alcarrizos. El alcalde, Junior Santos, lamentó que ha estado en varias ocasiones invitado en el encuentro y siempre ha sido con las mismas preocupaciones.
Consideró que es tiempo de que se entienda que no puede haber país que sirva sin municipalidad que valga y que no puede haber desarrollo nacional sin desarrollo local.
“Yo hago estas reflexiones porque tengo 10 años como alcalde, cuatro como regidor y la municipalidad en todos los países del mundo que se ha desarrollado, ha sido el punto de partida”, indicó.
Señaló que todos los municipios tienen los mismos problemas, porque terminan interconectándose y el tema de los desechos sólidos es prioridad.
Pone como ejemplo el hecho de que en algún momento se ha dicho que Los Alcarrizos es una zona violenta, sin embargo, explicó que los que conviven en el municipio saben que hay una razón para ello y es la marginalidad,
“¿O podemos decir que no puede ser violenta una familia que en el 1979 fue llevada a los barrancones por 90 días y todavía están ahí? Cuarenta años generando violencia y desigualdad”, expresó.

Mancomunidad. Como elemento común a los ayuntamientos del Gran Santo Domingo, la Mancomunidad ha logrado la realización de planes maestros para dar respuesta a las necesidades.
El director ejecutivo, Onofre Rojas, explicó que tienen planes específicos para los temas de los desechos sólidos, un plan maestro de Alcantarillado y otro para Agua Potable. El de los desechos se hizo con el apoyo del BID y establece las pautas para tener un solo relleno y una red de transferencia.