Alcaldía SD iluminará zonas del Quisqueya

17_12_2016 HOY_SABADO_171216_ Deportes3 B

Como parte del proyecto de iluminación de la ciudad de Santo Domingo y sus barrios, el alcalde David Collado anunció la iluminación del entorno del Estadio Quisqueya Juan Marichal y el sector La Fe en sentido general.
La estrategia busca, entre otras cosas, hacer más seguro el entorno para los fanáticos que disfrutan de los partidos de béisbol en el vetusto parque, así como también en el área del coliseo de boxeo Carlos Teo Cruz.
La iniciativa de Collado también incluye el podado de todos los árboles que se encuentran en el complejo deportivo y el adecentamiento de los alrededores del estadio.
El alcalde indicó que las licitaciones para este proyecto estarán a cargo del Programa de las Naciones Unidas por el Desarrollo y que la fase de iluminación del Ensanche La Fe, los alrededores del Estadio Quisqueya Juan Marichal y parte de Cristo Rey tendrá un costo de unos RD$50 millones.
Sobre el programa Santo Domingo Iluminado, Collado explicó que la iniciativa busca garantizar mayor seguridad, aumento en las actividades comerciales y recreativas, así como elevar el nivel de vida de los residentes en el Ensanche La Fe.

Indicó que Edesur trabaja en todo el componente técnico sobre la adecuación de las redes, el diseño de los circuitos y otros insumos que se requieren en el proyecto.

Collado destacó la participación del PNUD en el proceso de licitación para la compra de los insumos eléctricos que se utilizarán en el programa Santo Domingo Iluminado.
Esta iniciativa de Collado se une a la anunciada en la previa por las autoridades militares del país, que garantizaron incrementar la vigilancia y el patrullaje en los alrededores del parque capitalino.
Actualmente la temporada invernal dominicana se encuentra en su recta final, restando unos siete partidos antes que finalice la vuelta regular. Los Tigres del Licey y Leones del Escogido son los dos equipos que utilizan el Estadio Quisqueya Juan Marichal como su casa.
En semanas anteriores, se habían reportado algunos casos de robos y atracos en las proximidades del parque de béisbol.
De ahí que el general de brigada Ney Aldrin ordenase la integración de una unidad antirrobo, además de los 35 oficiales que ya se desempeñan en la protección del área cuando hay partidos.