Alcarrizos paró actividades en reclamo de obras por concluir

22_09_2016 HOY_JUEVES_220916_ El País12 B

Las actividades productivas, el transporte público de pasajeros, los centros educativos y comerciales paralizaron sus labores ayer en el municipio de Los Alcarrizos, en la provincia Santo Domingo, para que el Gobierno saque a esa localidad del callejón sin salida en el que dijeron está. Quieren terminación de avenidas y un mercado. El paro fue organizado por la Coordinadora de Organizaciones Comunitarias

para el Desarrollo de Los Alcarrizos (Cocdela) en reclamos de la terminación de la avenida El Nuevo Camino, iniciada por la gestión del presidente Leonel Fernández, en el 1996, pero abandonada dos años después hasta la fecha.

De igual modo, por la continuación también de la avenida Napoleón, que comunica al hospital Regional Vinicio Calventi con la autopista Duarte, a la altura del kilómetro 22, ya que ambas vías contribuirían al desahogo vehicular y al mismo tiempo al desarrollo del municipio.

La jornada fue además por la construcción de un mercado público, ya que los moradores del lugar tienen que abastecerse de productos que se exhiben en el suelo, por falta de un centro de acopio, sin ninguno tipo de garantía de higiene.

Durante recorrido por las principales calles de Los Alcarrizos reporteros observaron un tránsito vehicular de carros y minibuses prácticamente nulo, y la gran mayoría de los establecimientos comerciales cerrados.

Como transporte de pasajeros solo los autobuses de la Oficina Metropolitana de Autobuses (Omsa) ofrecían el servicio, por lo que muchos usuarios quedaron varados en las esquinas a espera de ser movilizados hacia centros de trabajos, estudios y otras diligencias.

Eduardo D’Aza, vocero oficial de la Coordinadora de Cocdela definió como exitosa la jornada, ya que hasta el mercado informal de la Duarte no exhibió sus mercancías y en comercio cerró sus puerta en alrededor del 90%. La entidad dio a las autoridades un plazo de 15 días.

De igual modo, destacó la paralización de las escuelas y colegios, previo a un comunicado de los padres, el pasado martes exhortando a no enviar a sus hijos a los planteles.

De la misma manera, resaltó el respaldo de la Unión de Comerciantes de Los Alcarrizos, que llamó a sus miembros a no abrir sus establecimientos, mientras los transportistas no salieron a las calles en apoyo a la protesta.

Manifestó que la falta de grandes vías, de un mercado público y otras obras mantiene estancado el desarrollo de ese lugar, ya que muchos inversionistas se resisten a invertir ante la situación señalada.

Dijo que para transportarse desde la entrada de Los Alcarrizos hasta el Parque de Zona Franca, se toma una hora por taponamientos que se producen en la calle Duarte.
Los regidores Altagracia Jiménez y José Luis Valera, se sumaron al paro, por ser pacífico y considerar justo los reclamos que apuntan hacia el desarrollo de la localidad.

Carlos Lora, presidente de la Unión de Empresarios de Los Alcarrizos (Urela) expresó que esa organización decidió respaldar la jornada por entender que han sido abandonado por las autoridades.