Alcoholismo afecta a mujeres latinas

http://hoy.com.do/image/article/35/460x390/0/80A0492E-F9B7-4BF2-A107-0BA98F1B337A.jpeg

POR JOSÉ PIMENTEL MUÑOZ
Uno de los programas contra adiciones más importantes del Sur de La Florida –el del South Miami Hospital- está recibiendo muchas mujeres latinas, incluso dominicanas, que van a tratarse problemas de alcoholismo.

 “El alcoholismo es una variedad de la enfermedad de adicción y es una forma favorita de adicción de las mujeres, porque no sólo es legal y socialmente aceptada, sino que no hay que tomarse riesgos para encontrar una copa o comprar una botella’’, dijo en Santo Domingo la doctora Lilia Cadenas al explicar el flujo de pacientes femeninas.

Cadenas, supervisora de ese programa, observó que otra ventaja para las mujeres es que el alcohol no deja rastros duraderos en el cuerpo, porque a las dos horas ya no hay huella. No es como otras drogas que pueden durar semanas y ser detectadas.

Aunque los hombres beben más que las mujeres,  las consecuencias en la salud son más graves para ellas que para ellos por razones propias de su organismo. Y las consideradas ‘’bebedoras fuertes’’ registran más problemas de salud que los hombres en igual condición debido a que la mujer tiene comparativamente menos cantidad de agua corporal con respecto al hombre. El alcohol se disemina en toda el agua del cuerpo, tanto en las células internas como externas y como la mujer tiene menos agua, acumula mayor concentración de alcohol en su sangre.

Investigaciones han determinado que la mujer alcohólica tiene un porcentaje de muerte de 50 a 100% más alto que el hombre alcohólico; y un gran porcentaje de mujeres alcohólicas muere por suicidio, accidentes relacionados con el alcohol, disturbios de la circulación y cirrosis hepática. Los expertos advierten que los daños producidos por el alcohol en el hígado de la mujer, son más severos que en el hombre.

El consumo de alcohol en la mujer también está asociado con el incremento de riesgo de contraer cáncer de seno y de sufrir menstruaciones abundantes, dolorosas e irregulares, malestares premenstruales, infertilidad y menopausia temprana.

MOTIVACIONES

La doctora Cadenas destacó que “presuntamente el alcohol ayuda a la persona a lidiar con sentimientos difíciles, como la ira y la frustración, y a las mujeres se nos ha enseñado a no mostrar estos sentimientos, a ser siempre complacientes, sumisas, propias, muy señoras. Entonces, para responder a estos patrones, se acude al alcohol y los tranquilizantes; por eso no es casualidad que éstas sean las adicciones preferidas por las mujeres”.

¿Por qué la mujer acude al alcohol? La supervisora del Programa de Adicciones del South Miami Hospital responde: “Por ejemplo, cuando teme la infidelidad del esposo o cuando teme ser abandonada, quedar desprotegida económicamente, etc. Cuando la mujer se siente ofendida y frustrada por lo que está sucediendo en su relación de pareja, acude a los tranquilizantes o al alcohol”. Comienza tomando socialmente y luego se hace bebedora fija para disipar la ira, provocar alegría o quitarse la tensión.

Calificó de exitoso el Programa contra Adicciones del South Miami Hospital, ubicado en el 6200 sw de la calle 73, en el centro de Miami. Allí se atiende a adictos a la marihuana, al alcohol, a la cocaína, a los tranquilizantes, los sedantes hipnóticos, a la comida, etc.

“Tenemos dos programas, uno en inglés y otro en español y acuden pacientes de toda latinoamérica, inclusive de República Dominicana”, explicó el director del programa, Omar Mejía, psicólogo colombiano, quien puso a la disposición de los interesados en información el teléfono 305-273-2373 y el e-mail International@baptisthealth.net.

 “Casi todas las personas que nos llegan para tratamiento son adictos a dos o tres o más drogas, especialmente la gente joven, que utiliza lo que sea. Los adultos, por lo regular, tienden a utilizar alcohol o drogas legales”, explicó  Mejía. Pero las mujeres llegan más tardíamente que los hombres a los centros de tratamientos, aseguró.

Mejía dijo que han tenido muchos pacientes dominicanos adictos a marihuana, alcohol, cocaína y pastillas de prescripción médica. El motivo por el que van tantos latinos a tratarse allá es que los familiares buscan un tratamiento de calidad, alejado del medio ambiente normal del adicto. El programa es español recibe un 75 por ciento de pacientes de Latinoamérica y el 25 por ciento son hispanos residentes en La Florida.