Alejandro Asmar pide a partidos políticos no desvirtuar protestas

Alejandro Asmar pide a partidos políticos no desvirtuar protestas

El empresario y filántropo Alejandro Asmar hizo un llamado a la partidocracia de la República Dominicana y los líderes políticos, a no desvirtuar las manifestaciones pacíficas que se realizan frente a la Plaza de la Bandera y otros puntos del país, en reclamo de que la Junta Central Electoral esclarezca el proceso de anulación de la elecciones municipales del pasado 16 de febrero.

A través de un comunicado, Asmar sostuvo que las protestas que realizan jóvenes y grupos organizados de la sociedad, obedecen al «hartazgo popular» frente a la clase política nacional y la deuda social acumulada por más de cien años.

«No debemos permitir que la partidocracia desvirtúe con su oportunismo la voluntad del pueblo y altere la esencia de un movimiento cívico, cuya pureza ciudadana hay que preservarla y mantenerla libre de contaminación partidista», declaró.

Manifestó que «yo acudo desde hace muchos años a los lugares más empobrecidos, donde me reciben y compartimos en paz porque voy de la mano de los comunitarios, despojado de banderías partidarias».

Planteó que la Junta Central Electoral debe dar una explicación inmediata al país de su versión de lo acontecido y realizar elecciones transparentes y creíbles el próximo 15 de marzo.

Agregó que, «se debe esperar el veredicto de la investigación de los organismos internacionales y aplicar todo el peso de la Ley a los responsables del crimen. En el ínterin, cooperar con la celebración del nuevo proceso, el cual debe celebrarse de manera pública para garantizar mayores niveles de credibilidad en el mismo por parte de la ciudadanía».

Propuso además, que los candidatos a cargos municipales deberían abstenerse de realizar campaña «para no gastar más dinero en candidaturas que ya no variarán la voluntad del elector y que solo crisparán y traerán más tensiones al ambiente social».

Asimismo, Asmar consideró que los políticos deberían abocarse a la solución de «este atolladero», en vez de convocar o acudir a la marcha espontánea y pacífica producto de la indignación del pueblo, precisamente, contra la partidocracia y el sistema injusto y desigual imperante en la República Dominicana.

 

Publicaciones Relacionadas