Alejandro Sanz recibe buena crítica

BUENOS AIRES, AP. Después de dos años de no pisar escenarios argentinos, Alejandro Sanz presentó el sábado en Buenos Aires su último disco “No es lo mismo” y demostró una vez más su capacidad para dominar la escena sin poses ni artificios.

“Muchas gracias por darme la oportunidad de cantarles mis canciones… Soy el presidente del club de fans de Buenos Aires”, dijo el cantante de 35 años al iniciar su recital en el estadio Vélez Sarsfield donde 30.000 personas festejaron su romanticismo.

Vestido con pantalones vaqueros y una camisa azul, el español cantó temas de su nuevo disco, pero también interpretó clásicos como “Lo ves”, “Mi soledad y yo”, “Amiga mía” y “La fuerza del corazón”, en las que el público se puso de pie.

Acompañado por un grupo de más de 10 músicos que incluyó desde una guitarra flamenca hasta un bongó y un saxo, Sanz ofreció un show exquisito para los hombres y mujeres de todas las edades que colmaban el estadio y que aplaudieron fervorosos cada canción.

El clímax llegó con “Corazón partío”, que la multitud entonó al unísono, momento en que se enfundó en una bandera argentina con su nombre escrito que le acercó una de las fanáticas.

Sobre el fondo del escenario una pantalla reprodujo una mezcla de fotografías, vídeos y dibujos que ilustraron cada canción sin opacar la elocuencia del músico.

Para el recuerdo fue la interpretación de “Regálame la silla donde te esperé”, en un dúo con la guitarra flamenca de José Antonio Rodríguez y el solo de órgano de “Hoy llueve, hoy duele”, tema que dedicó a los desaparecidos durante la última dictadura militar de Argentina.

Para el final eligió “No es lo mismo”, la canción que da título a su octavo álbum y contiene 12 temas de su autoría, que van desde la balada romántica hasta letras relacionadas a la guerra en Irak y donde se combinan en armonía el flamenco, los ritmos cubanos y el hip hop.

“Mis canciones no son políticas, son muy románticas”, aclaró Sanz días atrás en Brasil, y asegura que “el romanticismo es lo más revolucionario de nuestros tiempos”.

“No es lo mismo” ya vendió más de dos millones de copias en el mundo y fue premiado con un Grammy como “Mejor Album Pop Latino”.

Sanz comenzó su gira el 10 de febrero en Panamá y ya visitó El Salvador, Guatemala, Venezuela, Ecuador, Colombia, Costa Rica, México y Brasil. Tras su paso por Argentina el español cantará en Chile, Perú, Puerto Rico y Estados Unidos, y finalizará durante agosto y septiembre en toda su España natal.