Alemania busca su cuarta Copa

Cuando se celebra la Copa Mundial de Fútbol, cada cuatro años la selección de Alemania, figura entre los tres favoritos para ganar el trofeo, donde participan 32 naciones.

Para la cita en Brasil, que se inicia el 12 de junio, los alemanes van con una gran presentación, pues han logrado tres copas mundiales y en cuatro oportunidades han recibido el trofeo de sub campeones, lo que le avala que hay que contar con ellos en la justa.

Con tres copas en su historial, en el 1954, 16 años más tarde en 1974 y 16 años más tarde vuelve Alemania a ganar en 1990. En su última corona venció a Argentina 1-0, en evento celebrado en Italia.

Alemania, va en el grupo G, con Porugal, Ghana y Estados Unidos.

Los alemanes han estado en las siguientes finales: 1954, 1966, 1974, 1982, 1986, 1990 y 2002.

Fue además la primera selección que lideró el Ránking FIFA, ocupando el primer puesto durante 1993 y 1994 y siendo elegida para el Premio al Equipo del Año en 1993. Actualmente ocupa el tercer lugar del mismo, con un quinto puesto global desde la instauración de dicho ránking.

Esta situada como la tercera mejor selección en el palmarés, únicamente superada por Brasil (5 copas) e Italia (4). A nivel continental es la selección que más veces ha ganado la Eurocopa junto con España, con tres títulos en su haber. En sus categorías inferiores también conquistó una Copa Mundial de Fútbol Sub-20 en 1981. Cabe destacar la peculiaridad del equipo alemán, que debido a la división que sufrió Alemania tras la Segunda Guerra Mundial, se escindieron del equipo federal las selecciones del Sarre (1947-1956) y la Alemania Democrática (1949-1991).

Durante ese período, «Die Mannschaft» representaba solo a la República Federal de Alemania, aunque no se la consideraba como un equipo distinto al actual, pues mantuvo las mismas organizaciones federativas, por lo que siguió actuando bajo el nombre de Alemania Federal, y así lo aceptaron la FIFA y la UEFA. Tras la Reunificación alemana, la selección oriental se disolvió y se integró de nuevo en el equipo federal. Desde la separación, el equipo alemán ha logrado clasificarse en 16 ocasiones consecutivas al Mundial, un récord solo superado por la selección brasileña, que no ha faltado a ninguna cita. Fue curiosamente durante la división, cuando Alemania conquistaría la mayoría de sus títulos, que pasarían a formar parte de los de la Alemania unificada, al considerarla la FIFA la sucesora y precursora del equipo federal.

La estrella

Mesut Özil

Talento tan inmenso como irregular, Özil es el director de una orquesta que apenas desafina. Posee una excelente visión de juego, inventa pases imposibles, lanza las faltas con maestría, llega con frecuencia al gol, aunque su capacidad realizadora nunca estará al nivel excelso que exhibe asistiendo a sus compañeros. Se asocia con facilidad y es de esos futbolistas que hace mejores a los que tiene alrededor. Su zurda es una de las mejores del mundo y Özil, la clave que hace que todas las piezas de Alemania encajen. La selección alemana está integrada por veteranos y jugadores jóvenes en busca de la Copa en Brasil.

La selección

Joachim Löw

En su figura se resume lo que es esta selección alemana. Elegante, moderno, enérgico y eficaz. Ha efectuado con inteligencia y acierto la transición en un equipo que bajo su mando siempre ha estado entre los cuatro mejores en los campeonatos que ha disputado. Considerado como uno de los mejores entrenadores del mundo, se le alaba su buen gusto futbolístico, además de su habilidad táctica. A la tradicional solidez alemana le ha puesto un envoltorio atractivo, el juego de pase y combinaciones largas. El resultado es inmejorable, pero necesita dar un paso más para alcanzar la consagración definitiva. Ganar el Mundial le situaría en la cima.