Alemania y Ghana se quedan empatados 2-2

Miroslav Klose, de Alemania, da un salto de alegría, al anotar un gol para empatar con Ghana 2-2

EFE. São Paulo. Un gol Miroslav Klose, que le sitúa como máximo anotador en mundiales junto a Ronaldo Luiz Nazário de Lima (15), sirvió para que Alemania empatase ayer ante una excelente Ghana (2-2), resultado que deja en abierto el grupo G, que completan Portugal y Estados Unidos.

Mario Goetze en el minuto 52 adelantó a los alemanes, pero Andre Ayew (m.54) y Gyan (m.63) remontaron, hasta que Klose, de 36 años, entró a los 69 minutos para apagar el incendio y a los 71 empató en un córner. Con este resultado, Alemania lidera el G con cuatro puntos, mientras Ghana es tercera con 1. Estados Unidos, que tiene tres, se medirá hoy en Manaos con Portugal, colista que no ha sumado.

Ghana desafió el poderío alemán con un magnífico despliegue físico y un incisivo juego por las bandas.

Kevin-Prince, el más irreverente de los Boateng, cumplió lo que había prometido antes de enfrentarse por segunda vez en un Mundial a su medio hermano alemán Jerome. “Lucharemos hasta la muerte contra Alemania”, había adelantado. Ante una refinada Alemania dirigida por virtuosos como Mesut Ozil o Mario Goetze, Ghana apeló al músculo, la disciplina y el contraataque. Una fórmula semejante a la empleada por Costa Rica en sus históricas victorias a Uruguay e Italia. Y funcionó en muchas fases. Las dos mejores ocasiones del primer tiempo cayeron del lado de las Estrellas Negras.

Kevin-Prince y Muntari ensayaron dos trallazos que Neuer despejó con los puños. La lentitud de los defensas alemanes, sobre todo los laterales, la exploraron flechas como Atsu o el propio Gyan. Cuando la selección europea logró librarse de la intensa presión ghanesa, se aproximó a la meta en jugadas muy elaboradas, pero que acababan sin un chute a puerta. Así ocurrió cuando Ozil, el mago alemán, se descolgó a la izquierda o a la derecha.