Alerta en instalaciones petroleras Golfo

http://hoy.com.do/image/article/225/460x390/0/A5A61946-748B-4AB4-B96E-4EA55B8D517A.jpeg

AL KUWAIT, LONDRES (ANSA).- Arabia Saudita y Kuwait reforzaron la seguridad en sus instalaciones petroleras tras la alarma lanzada por servicios de inteligencia occidentales sobre un “avanzado” plan de atentados de la red Al Qaeda, que incluía el asesinato de miembros de la realeza británica.

La información fue publicada ayer por el influyente diario kuwaití Al-Seyassah, que cita a fuentes de inteligencia de Gran Bretaña en coincidencia con el arresto de dos nuevos sospechosos de integrar la red de Osama bin Laden en Inglaterra.

Los supuestos planes de Al Qaeda se conocieron, según las fuentes, durante los interrogatorios a los que fueron sometidos dos presuntos miembros de esa organización terrorista detenidos en el Reino Unido.

Ellos son un paquistaní (o de Malawi, según otras fuentes) de 24 años, de nombre Sajid Mohammad Badat, y un marroquí, de 34 años, identificado como Abu Assem, este último considerado un activo militante de Al Qaeda.

Ambos eran buscados por los servicios de inteligencia occidentales desde hace un año.

En tanto, Scotland Yard arrestó hoy a dos nuevos supuestos terroristas luego de varios allanamientos en viviendas en Birmingham, centro de Inglaterra, en operativos derivados del arresto de Badat y Assem.

Los detenidos, que fueron trasladados a una dependencia policial en Londres bajo la nueva ley anti-terrorista, serían británicos pero de origen extranjero.

La policía británica realizó entre el viernes y hoy seis allanamientos en viviendas de Birmingham.

Según informó hoy un portavoz de la policía metropolitana anti-terrorista, las autoridades judiciales otorgaron una extensión de 48 horas a Scotland Yard, para que los detenidos puedan seguir siendo interrogados hasta el lunes, fecha en que se decidirá sobre su futuro.

Badat continua en la estación policial de Paddington Green, en Londres, donde permanecerá durante los próximos días por la investigación del caso.

En tanto, las fuentes citadas por el periódico kuwaití dijeron además que la organización de Bin Laden sigue apuntando hacia objetivos en Turquía, donde lanzó las últimas semanas cuatro atentados suicidas en Estambul.

En especial, dijeron las fuentes citadas por el diario, están en riesgo las instalaciones militares de Estados Unidos en Turquía.

Las fuentes dijeron que las representaciones diplomáticas de Kuwait y Arabia Saudita ya fueron informadas de la amenaza para que puedan adoptar las medidas preventivas necesarias.

“Los planes de ataques estaban ya listos” e incluían “intereses locales y extranjeros” en sus territorios”, dijeron las mismas fuentes.

Según los servicios británicos, los planes preveían además un atentado en un estadio -revelado el viernes por el Daily Mail- “capaz de albergar a 37.000 espectadores” y “ataques a miembros de la familia real británica”, además de nuevos atentados en Turquía.

En este marco, las investigaciones se concentran en torno a un hombre de Glouceste, quien fue detenido tras haber hallado explosivos en su habitación.

Se trata de Petn (pentaerythritol tetranitrato), una sustancia utilizada para potenciar el efecto de eplosivos, la misma que utilizó Richard Reid, el terrorista británico para hacer volar un avión de línea estadounidense en vuelo entre París y Miami.

La cantidad hallada es poca, pero alcanza para provocar una explosión en al cabina de un avión, confió una fuente anti-terrorista a Times. La sustancia cuenta con la ventaja de ser imperceptible para el detector de metales de los aeropuertos y puede colocarse sin inconvenientes en una valija o en el equipaje de mano.

Los investigadores están convencidos de que los terroristas pasaron los últimos meses perfeccionando una nueva bomba letal compuesta por una mezcla de explosivos invisible a los detectores de metales para utilizar en un atentado de alto impacto.