ALERTA. Reflexiones compartidas en torno a la mentira

ALERTA. Reflexiones compartidas en torno a la mentira

Juan Freddy Armando

Por considerarlo de gran interés, cedemos parte del espacio de nuestra columna a un escrito del ingeniero Julio Ramírez sobre el mencionado tema. El mismo desglosa los distintos significados del concepto.

Antes de entrar en las opiniones del mencionado autor, expondré unas breves reflexiones mías sobre el interesante tópico.

¿Siempre es inmoral? No hay dudas de que la mentira ha sido históricamente rechazada por la gente de valores y principios éticos.

Julio Ramírez

Se prefiere no utilizarla, por sus consecuencias negativas para las relaciones humanas. Sin  embargo, en ocasiones, no decir lo que se piensa o expresar lo contrario es lo éticamente correcto, justo, prudente y amoroso.

Recuerdo el pasaje de la novela “Los miserables”, de Víctor Hugo. Las monjas han escondido en el convento a Jean Valján, el buen ladrón, quien merecía ser protegido, pueslo que hurtaba era fundamentalmente usado para ayudar a los pobres.

Llega la policía con su aparatosidad. Pregunta a una monja si han visto al perseguido por la justicia. Ella (sabiendo que está allí escondido)con tranquila y pasmosa seguridad, responde: –No lo he visto.No sabemos nada de ese señor.

El policía duda, pero rápidamente le vuelve la luz de la confianza que producen en ellos la condición de religiosas. Se van confiando en su palabra.

Lee más: ALERTA. Por una palabra rara exploramos ciencias y letras

¿Cómo la define el Diccionario oficial de nuestro idioma?

En el mismo Diccionario de la Academia de la Lengua, podemos ver la variadas vertientes éticas y no éticas del vocablo. Veamos:

“mentira

De mentir.

1. f. Expresión o manifestación contraria a lo que se sabe, se piensa o se siente.

2. f. Cosa que no es verdad. Se leen muchas mentiras en esta novela.

3. f. Acción de mentir. Te ha pillado en una mentira.

4. f. coloq. Mancha pequeña de color blanco que suele aparecer en las uñas.

5. f. desus. Errata o equivocación material en un texto manuscrito o impreso.

6. interj. U. para negar con vehemencia lo dicho por otro.

mentira oficiosa

1. f. mentira que se dice para obtener un provecho o ventaja sin producir daño a otro.

mentira piadosa

1. f. mentira que se dice para evitar a otro un disgusto o una pena.

de mentira

1. loc. adj. Falso o no verdadero. Una pistola de mentira. U. t. c. loc. adv.

parecer mentira algo

1. loc. verb. Ser increíble o difícil de creer.

”.

Opiniones del ingeniero Julio Ramírez escribe sobre la mentira:

“La mentira, vocablo constuído partir de la fácil expresión que al sentir o percibir dudas, signamos a desde del sonido «mn», y, por extensión «mm», «men», «man», «mont», «mente», etc…hasta llegar, a la españolización semiótica, lexical, de «mentir», resulta en este inteligentísimo objeto lingüístico, capaz de proferir mediante gestos, vocablos, acciones, signos y demás argucias estratégicas, lo distinto o contrario a lo que en la íntimidad de lo realmente sentido, nos proponemos expresar.

Puede asegurarse, siguiendo las históricas líneas de construcción y derivaciones regionales de los lenguajes y sus construcciones utilitarias y lógicas que tras estos caminos se reconstruyen ideas como «pensamiento», «mención», «comunicación», «mientras» y mucho más.

Es un objeto muy propio de la inteligencia animal, humanizada y socializada como estrategia de camuflage en la lucha evolucionista por el desarrollo, la superación, perfeccionamiento, sobrevivencia y existencia misma.

Cuanto mejor se perfeccionan las tácticas evolutivas por la perseverancia y complejidad de la organización material, más sofisticados se vuelven los avances desarrollados por la inteligencia animal con respecto a los métodos de camuflaje por la supervivencia y dominio de los espacios vitales.

Cierto, ciertísimo es, pues, que la realidad, lo natural, nos impulsa en el sentido de la superación, cada vez más aguda y permeable al perfeccionamiento compatible con la sublime divinización lógicamente, humana, natural.

Ese perfeccionamiento mueve los proyectos sociales en general, incluídas las luchas por el poder social mundial, científico, político, sanitario, biológico, etc.

Trucos guerreros, sociales, sobre todo religiosos, así como las estrategias de conquistas competitivas por la seguridad sexo-reproductiva. Tal es la suerte de los mentideros humanos.

Sus técnicas, cada vez mejor estructuradas, organizadas, avanzadas, según los avances de la civilización y su perfeccionamiento inteligencial.

Será, por tanto, no más que un simple ejercicio mentiroso, permanente, la avanzada sobre la imposible construcción de una sociedad mentalmente incompetida, siendo que la materia actúa generando estímulos vitales competitivos, vitalistas, como razón de su ontología misma, divina o simplemente materialmente divina.

La materia, el pensamiento, la mente, arrastran consigo el mensaje del mentir mismo como estímulo mandado de la mentada mentira”.

Publicaciones Relacionadas

Más leídas