Alertan de Covid resistente

Alertan de Covid resistente

Vacuna evita muerte 34%

Pueden experimentar con problemas en el corazón, el cerebro o los pulmones, entre otras partes del cuerpo, según un estudio

Las personas vacunadas con infecciones leves también pueden experimentar covid persistente con problemas en el corazón, el cerebro o los pulmones, entre otras partes del cuerpo, según un estudio publicado ayer en la revista Nature Medicine.

La investigación, realizada por científicos de la Facultad de Medicina de la Universidad de Washington en St. Louis y por el Sistema de Salud de St. Louis, advierte que, pese a existencia de vacunas, es necesario disponer de más herramientas contra el virus.

El estudio, hecho con datos de más de 13 millones de casos, concluyó que vacunarse contra el virus del SARS-CoV-2 reduce el riesgo de muerte en un 34 % y el riesgo de contraer covid persistente un 15 %.

También demostró que las vacunas son efectivas para prevenir algunas de las manifestaciones más preocupantes del covid persistente (trastornos pulmonares y de la coagulación de la sangre), que disminuyeron el 49 % y el 56 %, respectivamente, entre los vacunados.

Lea a continuación: Francia vacunará a las personas en contacto con casos de viruela del mono

La Alta Autoridad Sanitaria de Francia (HAS) recomendó este martes la puesta en marcha de «una estrategia de vacunación reactiva» frente a la viruela del mono que pase por la inmunización de los adultos en contacto con casos confirmados.

Entre esas personas con riesgo de exposición también está el personal sanitario que no haya tratado a los pacientes con medidas de protección individual, precisó este organismo oficial consultivo que asesora a la Administración, que hizo notar que hasta ahora se han confirmado tres enfermos en Francia con viruela del mono.

La HAS, que emitió su dictamen sobre esta cuestión tras la petición de urgencia que recibió de la Dirección General de Sanidad, destacó que debe utilizarse únicamente la vacuna de tercera generación y administrarse idealmente entre cuatro días después de un contacto de riesgo y 14 días como muy tarde.

Viruela del mono: OMS eleva a 131 los casos, un tercio de ellos en España

Se habrían de inocular dos dosis con un periodo de 28 días entre ellas o tres dosis para personas inmunodeprimidas.

Esta estrategia reactiva, que se justifica por los plazos de incubación de la enfermedad (por lo general entre 6 y 16 días) pero también por lo que se está haciendo en otros países europeos, se tendría que poner en marcha desde que se identifique un caso de infección.

Publicaciones Relacionadas