Alertan el Yaque podría desbordar

POR SANTIAGO GONZÁLEZ
SANTIAGO.-
La Comisión Regional de Emergencias informó ayer que se está desaguando la presa de Tavera por lo que alertó anoche a los residentes en las inmediaciones del río Yaque del Norte, desde Sábana Iglesias hasta la desembocadura en Manzanillo que podrían producirse inundaciones.

Los aguaceros provocaron un aumento del caudal del río Yaque del Norte y los técnicos del Instituto de Recursos Hidráulicos (INDRHI) y la Comisión de Emergencias informaron que comenzaron a sacar del embalse 350 metros cúbicos por segundo.

Esta situación combinada con las lluvias que caen en toda la región producirá crecidas de arroyos y ríos a lo largo de la cuenca del Yaque del Norte.

Mientras, brigadas de la Defensa Civil, Cruz Roja, bomberos y policías alertaban a los residentes en las cercanías del río Yaque del Norte a su paso por Santiago y otras poblaciones como Mao, Guayubín, Castañuelas, Villa Vázquez y Manzanillo, para que adopten medidas ante las riadas de los afluentes.

El director regional de emergencias, Francisco Arias, pidió a las emisoras de radio y televisión electrónicos de Santiago que difundan el alerta.

Dijo que a Tavera estaban entrando, pasadas la diez de la noche, alrededor de  582 metros cúbicos por segundo y liberaban un volumen por encima de los 400 metros cúbicos.

En Santiago se habían producido situaciones de emergencia en Gurabo y Las Palomas, mientras que se comenzó una vigilancia especial en los arroyos Nibaje, Jacagua y Gurabo, que comenzaron a subir de nivel y  decenas de casas fueron inundadas en sus riveras.

Mientras socorristas ayudaban a los afectados a trasladarse a lugares seguros.

Informó Arias que en Jánico, el desbordamiento del río Jánico, afectó a más de una docena de residencias. Las familias afectadas tuvieron que ser socorridas por la Defensa Civil y los Bomberos de allí.

No se reportaron muertos ni heridos y los socorristas evaluaban los daños. No se pudo establecer la cantidad de familias o personas que hasta anoche fueron afectadas.

El año pasado el desbordamiento del Yaque del Norte la producción agrícola del noroeste cuando los precios agrícolas quedaron sepultados por el lodo.