Alertan sobre libertad asesinos

Familiares y vecinos del sargento Yunior Antonio Hernández, asesinado el pasado sábado 15 por una banda en la calle 10, del barrio Cristo Rey, en la capital, la posibilidad de que tres de los responsables del hecho sean puestos en libertad por la justicia.

Carmelita Peralta Hernández, madre del policía asesinado y Santa Alcides Gerardino, esposa, denunciaron que la familia recibe amenazas de parte de miembros de la banda de delincuentes que no han sido apresados.

Para hoy está programado que lo lleven a la Corte de Apelación Juan Alberto Concepción Brito (El Cojo), Alexis de Jesús Pantaleón (Topoyiyo), así como Jhovany Pantaleón de los Santos (Pringue), donde se proponen pedir su libertad.

Ambas mujeres confían en el buen juicio de los magistrados y que no aceptarán el pedido de los responsables de matar a su pariente, definido en la vecindad como un policía ejemplar, buen hijo, buen padre y trabajador, y que en cambio, la justicia aplicará la pena máxima.

Zoom

Las pruebas

Los  tres apresados y otro  que está internado en el hospital Padre Billini y un menor de 14 años,  tenían en su poder la pistola de reglamento del sargento Hernández.

En orfandad

El agente dejó huérfana a una niña de dos años, y a su esposa con cuatro meses de embarazo. Era muy querido en el barrio.