Alfred Cotto se retira tras 23 años con la orquesta de merengue

Alfred Cotto 8u

San Juan.- Luego de 23 años de carrera como cantante de la orquesta puertorriqueña de merengue Grupo Manía, Alfred Cotto anunció hoy su retirada por diferencias con el director de la agrupación, Héctor “Banchy” Serrano.

En entrevista hoy con Efe, el artista de 47 años explicó que tomó esa decisión cuando el viernes pasado escuchó cómo en declaraciones a un canal de televisión Serrano dudaba sobre su responsabilidad en el grupo.

“Ahora mi carrera será como solista, cantante de merengue, pero al estilo ‘mambero’, que es un merengue de calle y juvenil”, adelantó Cotto sobre su nuevo proyecto musical, que espera empezar a grabar la próxima semana.

La última presentación de Cotto con Grupo Manía fue hace tres semanas en la Universidad del Turabo, en Gurabo, ciudad al sureste de Puerto Rico.

En cualquier caso, Cotto, quien dijo que se hará llamar “El mambero de Puerto Rico”, agradeció a Serrano la oportunidad que le ha dado de trabajar con Grupo Manía durante más de dos décadas, en las que obtuvieron varios premios Grammy y viajaron por el mundo para ofrecer conciertos. “No tengo nada de rencor contra ‘Banchy’.

Dios tendrá un propósito para esto, seguiré enfocado con mi nuevo proyecto y seguir dándole el sustento a mi hogar y mi familia”, agregó Cotto.

El cantante se convierte así en el segundo miembro de Grupo Manía que renuncia a la orquesta en el último año, ya que antes fue el propio Oscar Serrano, hermano de “Banchy”. “Oscar está bien sentido.

Él quería que las cosas se arreglaran y que todos fuéramos una familia otra vez, pero no se pudo”, contó el también exmiembro de las orquestas de los dominicanos Bonny Cepeda y Jossie Esteban. Grupo Manía se ha hecho conocido también por grabar temas de otros géneros musicales como la salsa, con “Lloro por ti” y “De niña a mujer”, además de reguetón junto a Daddy Yankee, Héctor “El Father”, Tito “El bambino”, Mexicano, Nicky Jam y Alberto Stylee.

Otros discos de Grupo Manía son “A bombazo sí”, “Explotó el Bombazo”, “Alto honor” y “Dancemanía”, entre otros. En 2000 fueron nominados a un Grammy Latino a Mejor álbum tropical por “The dynasty” y en 2001 consiguieron el gramófono anglosajón a Mejor álbum de merengue con el disco “Latino”.