Algo de todo

http://hoy.com.do/image/article/674/460x390/0/EE871091-4921-4841-B94F-45F8BEFCD269.jpeg

Ayer fue  el primer domingo de Adviento. “Adventus”  significa “venida” en latín y se refiere a la venida de Jesucristo.  El Adviento comprende las 4 semanas antes de  Navidad.  El color litúrgico es el morado, que significa penitencia.  El símbolo de este período es la “corona de Adviento”,   la tradicional corona navideña con 4 velas que se encienden de una en una durante los cuatro domingos de Adviento.  Al encender las velas significa que se disipa la oscuridad que provoca el pecado y nuestras vidas se iluminan con la cada vez más cercana  llegada del Señor.

El gentilicio  del habitante de Jerusalén es jerosolimitano o hierosolimitano.

La Ciudad  Vieja de Jerusalén está dividida en cuatro barrios, de mayor a menor:  el  árabe, el  judío, el  cristiano y el  armenio.

La visita  a   Jerusalén, capital de Israel, ha sido una de las experiencias más significativas de mi vida. Estar en tantos lugares santos, despierta y renueva un sentimiento profundo de la Fe.  Es algo indescriptible.

El Muro  de las Lamentaciones es muy importante para los judíos porque es el remanente del templo construido por el rey Herodes en el año 21 AC. sobre las ruinas del templo de Salomón.  Los hombres tienen un lado y las mujeres otro, nunca se juntan y nunca le dan la espalda. Según es tradición, puse en él  un papelito con mis peticiones.

Los judíos  que se encuentran fuera de Jerusalén, cuando oran, siempre se posicionan en   dirección   a su ciudad sagrada.

La tradición  islámica dice que el hijo de Abraham que sería sacrificado no era Isaac, sino Ismael, su primogénito.