ALGO DE TODO

19_09_2016 HOY_LUNES_190916_ El País2 A

El término ‘Tierra’ procede del latín ‘Terra’ y este de ‘Gea’, la Diosa de la mitología griega, considerada la ‘madre universal’. De ahí que utilicemos esta palabra para referirnos a nuestro planeta y se lo apliquemos a otras cosas, entre ellas a la materia inorgánica de la que se compone el suelo.
El planeta está compuesto por partes de agua y piensan muchos que sería más adecuado buscar un nombre relacionado al agua y no a un término que nos recuerda a algo seco; cabe destacar que toda esa agua cubre aproximadamente el 75% de la superficie del globo terráqueo, pero el mundo no es hueco, por lo que debajo del agua y dentro de él hay más parte de elementos sólidos y secos que líquido.
Los zapatos de tacón fueron creados originalmente para hombres. En la guerra persa contra los otomanos, cuando se inició el uso de mosquetes, se creó un zapato con tacón para los ejércitos que les permitía agarrarse firme a los estribos del caballo mientras disparaban con mayor precisión.
Robert Shirley, un inglés que fue enviado por el Shah de Persia a Europa buscando aliados contra el Imperio Otomano, dio a conocer a los europeos el zapato de tacón para los jinetes y sus beneficios en batalla. De inmediato se copió la técnica. Al poco tiempo, también comenzó el uso del tacón para eventos sociales, adoptándolo sobre todo a la aristocracia.
Luis XIV de Francia y Carlos II de Inglaterra fueron de los que más utilizaron el zapato de tacón en las cortes. Hacia fines del siglo XVII ya las mujeres empezaban a copiar y utilizar la moda, mientras que los hombres cambiaban a modelos más prácticos y cómodos y con el tiempo se impuso su uso exclusivamente entre las mujeres.