Algo De Todo

Elsa Ramirez

El queso “Casu marzu”, típico de la isla italiana de Cerdeña, también producido en Córcega, es muy característico porque en su elaboración es infestado con larvas vivas de moscas para producir una mejor fermentación y la rotura de los ácidos grasos.
Casu marzu significa “queso podrido” en un dialecto del sardo. Las larvas aparecen en el queso como gusanos blancos translúcidos de unos ocho milímetros de largo y pueden llegar a saltar hasta quince centímetros.
George Gordon Byron, mejor conocido como Lord Byron, fue uno de los poetas ingleses más famosos del siglo XIX. Se cuenta que tuvo una vida sexual muy intensa y que durante su estadía en Venecia, mantuvo relaciones con cerca de 200 damas, a las que después del acto, cortaba un mechón del vello púbico y los guardaba en sobres separados identificados con el nombre de a quien pertenecía.
En 1824, al morir Lord Byron a los 36 años de edad, los sobres conteniendo el extraño contenido pasaron a manos de su editor, John Murray, donde permanecieron más de 100 años. En 1980 desaparecieron hasta la fecha. Hay expertos que aseguran que eso no es más que una leyenda pero lo que es muy cierto es las muchas referencias que a través del tiempo se han hecho sobre ella.
En la antigua Roma se recolectaba la orina y se ponía a reposar hasta que su descomposición la convirtiera en amoníaco lo que utilizaban para lavar ropa. También la utilizaron como enjuague bucal para blanquear los dientes.
El emperador Vespasiano, al llegar al poder, se inventó un impuesto para gravar la recolección de orina en los baños públicos, el urinae vectigal,