ALGO DE TODO

ELSA

Cada 30 de noviembre es el día de San Andrés, muy celebrado en Sevilla, España, y traído por los colonos españoles del siglo 16. En nuestro país era tradición la tirada de harina, polvo talco y huevos. Ya solo queda en los recuerdos de los no muy jóvenes.

La expresión “pipá” como en “había comida por pipá” refiriéndose a mucho, deriva del inglés “Big Pack” (paquete grande).

Verbos utilizados mucho por dominicanos: apear, gabear y marotear, no están reconocidos por la Real Academia de la Lengua.

“Encaramar” proviene de la palabra árabe “carama”, que significa “honor”.

Algunos dominicanismos que se popularizaron por las primeras marcas que llegaron al país son: Pasola, al tipo de vehículo llamado scooter. Ace, para referirse al jabón en polvo. Colín, a un tipo de machete por la marca “Collins”, y Gillette para las navajas.

Una expresión muy criolla es “Brigandina” para referirse a cualquier cosa que no da el servicio que debe dar o que se hace a lo loco sin planificación. Deriva de la compañía constructora de puentes “Bridge and Dime” que trajeron los norteamericanos para hacer carreteras. Por ser construcciones débiles se destruían fácilmente, por eso se inició el uso del término para referirse a las cosas realizadas rápidamente y mediocres.

Otros dominicanismos que nos identifican donde quiera que estemos son: concón, chichigua, chinola, teriquito, chin, abimbao, agallú, deguabine, china (naranja), ñapa, pique, quimbamba, jevito, comparón, guanajo, chele. El puré de plátano que conocemos como “mangú” se debe a que los norteamericanos de la intervención del 1916 decían “man, good” expresando que les gustaba.