Algo de todo

Algo de todo

Elsa Ramírez de Miura

Un día como hoy del año 1945, los Estados Unidos explotaron la bomba atómica en Nagasaki, Japón, matando 74,000 personas aproximadamente.

La imagen de Napoleón Bonaparte siempre aparece con la mano entre la abotonadura de su chaleco y muchas teorías se han dicho referente a esto. Una es que sufría del estómago y que presionando la zona lo aliviaba. También se ha dicho que tenía un defecto en su mano. Lo cierto es que esta pose se había convertido en una moda de la época en que todo hombre bien educado debía posar de este modo.

Sobre esta pose, el sacerdote de La Salle Jean-Baptiste, escribió en su libro “Las reglas del decoro y la urbanidad cristiana” (1702) lo siguiente: “Si no se tiene bastón, ni manguito, ni guantes, es bastante común posar el brazo derecho sobre el pecho o sobre el estómago, poniendo la mano en la apertura de la chaqueta. En general, hay que mantener los brazos en una situación que sea honesta y decente”. Napoleón, que se consideraba de la clase alta y que había estudiado en una escuela religiosa (borgoñona Autun) adoptó estas proposiciones e inmortalizó esta postura tan característica suya.

Los presidentes de Estados Unidos George Washington y Abraham Lincoln, el venezolano Simón Bolívar y el alemán Karl Marx, también tienen imágenes posando de la misma manera.

Para que al cortar cebolla no nos haga llorar, corte los extremos de la cebolla y ponga 30 segundos al microondas. También el microondas ayuda a pelar los ajos, póngalos 20 segundos y vera que fácil se hace. De la misma manera, si pone tomates por 30 segundos se les quitara la cascara casi al tacto. Otro uso eficaz del microondas es poner un limón por 20 segundos y le sacara más jugo.

Más leídas