Algo De Todo

Algo De Todo

Elsa Ramírez de Miura

En 1984, se inicia la historia de la televisión con la invención del disco de Nipkow, que era un disco metálico y una fuente de luz para proyectar sobre láminas de selenio la luz proyectada por los objetos. Aunque no pudo capturar las imágenes en movimiento, fue lo que propulso su desarrollo.

En 1925, John Logie Baird, escocés, sincronizó dos discos de Nipkow y logro transmitir la imagen de la cabeza de un maniquí a 14 cuadros por segundo. En 1926 la presentó ante la Royal Institution de Londres y en 1927, transmitió la misma imagen a 438 millas usando un cable telefónico. En 1928, volvió a repetir la hazaña, pero fue desde Londres a Nueva York, a través de las ondas herzianas.

El científico ruso, Constantin Perskyi, utilizó la palabra “televisión” durante el primer Congreso Internacional de Electricidad, en París, Francia, en el 1900, para referirse a la transmisión de fotografías por alambres eléctricos.

En el 1928, la General Electric comercializó en los Estados Unidos el sistema del escoces Baird. En 1931, la RCA reemplazó el sistema anterior, permitiendo la creación de la televisión eléctrica. Luego, la Telefunken de Alemania, en el 1934, introdujo los tubos de rayos catódicos que permitía mejores resoluciones y mayor velocidad.

La televisión a color apareció en el 1951. En 1954, fue la primera transmisión en colores con el Desfile de las Rosas de Año Nuevo, de Nueva York, transmitido por la NBC.

El primer control remoto lo introdujo Zenith y estaba conectado al televisor por un alambre. La primera red de cable fue la Home Box Office (HBO) en el 1972.

Según científicos la televisión debe verse según el tamaño de la pantalla. Para mejor imagen, sentarse a una distancia entre cuatro y ocho veces la altura de la pantalla.