Algo de Todo

ELSA RAMÍREZ DE MIURA

La palabra “alarma” surge en los combates que los españoles y los italianos realizaron de manera conjunta en el país trasalpino durante el siglo XVI. Cuando eran atacados, se oía el grito de los italianos “all’arme” que significa “a las armas”. Luego paso al castellano como “al arma” para casos de peligro.
Según un documental del “History Channel”, Abraham Lincoln prefería la compañía de hombres. Se casó con Mary Todd a la edad de 35 años, un matrimonio muy conveniente porque ella estaba ligada a las familias de mayor influencia política de Illinois, aunque fue una unión tumultuosa. Se le conocen tres hombres con los que convivió. El primero fue Billy Green, cuando Lincoln tenía 22 años y el mismo Green declaró que dormían en una cama tan estrecha que ambos tenían que dormir de medio lado.
El segundo hombre fue Joshua Speed, de 23 años, cuando Lincoln tenía 32, y a quien conoció en Springfield, Illinois, en el 1837. Su relación duró 4 años y cuando le anunció a Lincoln que retornaba a las plantaciones de su familia en Kentucky, Lincoln entró en profunda depresión. Cuando lo fue a visitar a Kentucky, constató la miseria de los esclavos al servicio de la familia del Sr. Speed, lo que lo impactó grandemente y lo motivó para que en 1862, proclamara la declaración de emancipación de los esclavos.
El último de los amigos y compañeros de habitación de Lincoln fue un oficial del ejército que conoció en el verano de 1862, David Darikson, con quien convivió en la mansión presidencial. En noviembre de ese mismo año, Virginia Fox, hija de un juez de la Suprema Corte escribió en su diario “existe un soldado devoto al Presidente, siempre lo acompaña y cuando la señora “L” no está, duerme con él”.