Algo de Todo

Elsa Ramirez

A pesar de que la Iglesia luchó por la eliminación de cultos paganos, irónicamente el nombre “Vaticano” es en honor a la diosa etrusca “Vatika”, encargada de custodiar el cementerio que se encontraba en las afueras de Roma, donde años después el emperador Nerón instaló “el circo” destinado a juegos, actos públicos y donde lanzaban a los cristianos a las fieras y al fuego. En un lugar muy cercano fue martirizado, crucificado cabeza abajo y enterrado San Pedro.
El Vaticano era conocido como el “Ager Vaticanus” o campos del Vaticano. Algunos historiadores afirman que sus primeros habitantes fueron integrantes de un antiguo pueblo etrusco llamado Vaticum y de allí su nombre. Para otros, la palabra proviene del latín vates (adivino) porque antiguamente existían en la colina Vaticana adivinadores y magos que presagiaban el porvenir de transeúntes ocasionales.
La frase “Hogar dulce Hogar” proviene de la canción “Home Sweet Home, parte de la ópera “Clari, la doncella de Milán”, que se estrenó en Londres en el 1823. La canción, compuesta ese mismo año por John Howard Payne (letra) y Henry Rowley Bishop (música), se hizo muy popular durante la guerra de Secesión; tanto, que fue prohibida entre los miembros del Ejército de la Unión por su letra provocar muchas deserciones.
Los huevos son conductores de la salmonella. Para reducir el riesgo de contraerla, se recomienda evitar siempre ingerirlos crudos y mantenerlos refrigerados a 4°C. Lavar todo lo que tuvo contacto con huevos crudos.
La dislexia es la dificultad para aprender a leer y escribir. El físico Albert Einstein y el político británico Winston Churchill fueron disléxicos.