Algunas enfermedades catastróficas
serán cubiertas pero no de inmediato

http://hoy.com.do/image/article/303/460x390/0/74B745C9-1A16-4DAF-A91E-8E3F7019AEC4.jpeg

Por ALTAGRACIA ORTIZ G.
Una parte de las llamadas enfermedades “catastróficas”, SIDA/VIH y algunos cánceres, están cubiertos en forma parcial en el Seguro Familiar de Salud (SFS), pero su ejecución no se llevará a cabo durante el primer año cuando inicie el nuevo modelo sanitario, manifestó ayer Anina del Castillo, subsecretaria de Trabajo y miembro del Consejo Nacional de Seguridad Social (CNSS).

Igualmente, la gerente general del CNSS, licenciada Ana Ilse Mena, señaló que una de sus metas principales mantener el equilibrio financiero, pues a su juicio, es la única forma de lograr la viabilidad del modelo de seguridad social y de preservar la ley 87-01.

Las declaraciones de los ambas funcionarias del sistema de Seguridad Social se produjeron en el Almuerzo Semanal de los Medios de Comunicación del Grupo Corripio.

Con respecto a las enfermedades catastróficas, Del Castillo señaló que es necesario acumular un fondo para tratar esas enfermedades de alto costo, aunque señaló que desde ya el Seguro Nacional de Salud (SENASA), está cubriendo cirugías, intervenciones cardíacas y colocación de dispositivos en diferentes partes del cuerpo, aunque se trata de afiliados al régimen subsidiado.

“Del SIDA te puedo decir que las personas que la padecen tienen excluida la enfermedad y la provisión de antiretrovirales, pero eso no significa que si van a un centro de salud se le nieguen los servicios por tener esa condición”, sostuvo Del Castillo.

Indicó que el nuevo sistema no prevé exclusiones, pero insistió en que algunas enfermedades tienen costos muy elevados y en ese sentido mencionó algunas variantes del cáncer.

Algunas de las enfermedades que están incluidas para ser cubiertas con fondos de la seguridad social son las renales, la diabetes, cirugías como trasplantes, colocación de dispositivos cardiovasculares. En ese sentido, sostuvo, se ha avanzado en el régimen subsidiado, especialmente en la región Suroeste.

Definió el Senasa como uno de los seguros más completos, pues cubre además del procedimiento, el tratamiento y los fármacos.

Indicó que la canasta de servicios que fue aprobada por el CNSS tiene la posibilidad de ser ampliada, el cual es el propósito de las autoridades, insistió Del Castillo. Se espera que con el paso de los años, la cartera de servicios pueda cubrir la mayoría de las enfermedades de alto costo, para lo cual se harían acuerdos internacionales.

SISTEMA FINANCIERO

De su lado, la gerente del CNSS y el Superintendente de Salud y Riesgos Laborales (SISALRIL), Ilse Mena y el  licenciado Fernando Caamaño precisaron que el nuevo modelo de salud se basa en las recaudaciones de los salarios de los trabajadores, razón por la cual es necesario velar por el equilibrio financiero del sistema.

“Tenemos que mantener ese equilibrio, lo que tenemos hasta ahora da para mantener el equilibrio, pero es necesario recaudar para mantener el modelo”, insistieron Mena y Caamaño.

Señalaron que cada plan del nuevo modelo de salud refleja lo que es la economía dominicana, expresa lo que se puede pagar y restaurar, tras insistir que la meta es poder cubrir la mayor parte de las enfermedades. Mena dijo que preservar la ley y el equilibrio financiero es una de las principales metas que tienen los actores del sistema.

A su juicio, no es posible cubrir el cien por ciento de los servicios de salud, porque la cotización no es suficiente, porque si se presiona mucho la aplicación del cien por ciento se crearían los llamados hoyos financieros. “Cuidaremos con lupa el equilibrio financiero, de forma que podamos ir incrementando la masa de cotizante e ir incrementando los servicios”, señaló.