Algunas precisiones lexicales

Permítaseme tratar de arrojar un poco de luz sobre la utilización de las siguientes palabras.

“JEEPETA”. Esta es una mala invención de algún periodista dominicano, que como siempre fue seguido por otros y otros, pero con respecto a la cual los mismos periodistas no se ponen de acuerdo, ya que algunos la escriben como aparece más arriba, mientras que otros escriben “yeepeta”, “jipeta” o cualquier otra forma que se les ocurra, ninguna de las cuales se corresponde con una adecuada pronunciación española. 

Esta palabra surgió en nuestro país por la analogía que alguien hizo con el “jeep”, que es un vehículo con tracción en las cuatro ruedas utilizado por el ejercito norteamericano durante y después de la Segunda Guerra Mundial.

Pero sucede que en español, salvo en el caso de nombres tradicionales como John, Johnny, Joan, etc., la “j” suena como en “jamás”, nunca como en “llano”.  De manera que, ya que españolizamos la palabra, hagamos que la grafía coincida con la pronunciación y escribamos “yipeta”. 

Como información extra debo decir que lo que aquí conocemos como yipeta en inglés es un SUV (Sport-Utility Vehicle), o Vehículo (o Camioneta) Deportivo.

“ONG’s”. De entrada digamos que el apóstrofo seguido de “s” después de una consonante es cualquier cosa menos español, si bien su utilización para designar a comercios y productos se ha puesto de moda como engañabobos. Si se quiere utilizar una sigla para “…las Organizaciones No Gubernamentales” simplemente escriba “…las ONG” o “…las oenegés”.

“ELECCIONES”. Hace ya cierto tiempo que las “elecciones” presidenciales en la República Dominicana dejaron de ser “elecciones” para convertirse en “elección”, pues sólo se elige a un Presidente.

El asunto viene de cuando elegíamos juntos al Presidente, a los diputados y a los senadores, en que sí había “elecciones”. Por tanto, debemos escribir “… en la próxima elección presidencial”…

“SUPERBO”. ¡Ay los cronistas deportivos de aquí y de allá que no se preocupan por su idioma! En las crónicas deportivas leemos “fulano es un “superbo” jugador” o “sutano dio un “superbo” jonrón”, cuando lo que quieren decir es “soberbio”. Porque “superbo “ es lo que se conoce en traducción como “falso amigo” (faux ami, en francés), que no es más que una palabra extranjera con raíces parecidas a las de una palabra de nuestro idioma, pero que en éste se dice de manera diferente. Es lo que sucede con palabras como “portable” (“portable”, en lugar de “portátil”), “apply” (“aplicar”, en lugar de “solicitar”, aunque en otros contextos puede traducirse como “aplicar”), “requirement” (“requerimiento”, en lugar de “requisito”), etc.       

“SCANNER”. El “scanner” no es más que un lector óptico de barrido, pero ya que se españolizó la palabra lo deseable y estándar, en atención a las raíces del español y procediendo por analogía, es que se escriba “escáner”, y el plural “escáneres”, nunca “escáners”, pues es sabido que las palabras españolas terminadas en las líquidas “l” o “r” forman el plural agregándoles “es”.