Algunos aprovecharon para consultar galenos

POR LEONORA RAMÍREZ S.
Si no aprendieron alemán, por lo menos los chicos ácidos escucharon de cerca la lengua de los arios, porque durante la sobremesa del almuerzo del Grupo de Comunicaciones Corripio mantuvieron una animada conversación los alemanes Herwin Speckter, gerente tecnológico de CEDIMAT, y Anno Graser, uno de los inventores del Tomógrafo de 64 cortes.

Estos expertos, que ofrecieron informaciones junto a otros especialistas dominicanos adscritos al centro asistencial sobre la aplicación de modernas tecnologías en la medicina, quizás hablaban de las playas dominicanas, del suculento banquete servido, o del rico café dominicano.   

Una chica ácida que estaba atenta a la conversación especuló un poco más. “Speckter seguramente le habla a Graser de esta encantadora tierra, porque él lleva aquí alrededor de ocho años, y de cómo pudo aplatanarse en  un país tan distinto al suyo”.

En un área cercana, varios periodistas discutían sobre las penalidades al aborto terapéutico y otros aspectos de esa naturaleza que se discuten en el Congreso Nacional y que, dicho sea de paso, tienen a la sociedad dividida respecto a ese tema que forma parte del Código Penal en proceso de reforma.

Igual pasa con los chicos ácidos, unos aprueban que se despenalice y otros, debido a sus dogmas, apoyan irrestrictamente a la iglesia católica y sus posiciones a favor de la vida.

Pero ese no fue el tema central del encuentro, sino los avances de CEDIMAT en materia de tecnología, los programas académicos que aplica para beneficio de su personal, y los planes sociales para atender las necesidades de los que menos tienen.

En tal sentido, la entidad estrena un tomógrafo de 64 cortes, con el cual se pueden tomar 200 fotografías por segundo a órganos en movimiento, y con el cual se realizan diagnósticos no invasivos sobre diferentes enfermedades.

En ese contexto se habló de la importancia de la medicina nuclear para el diagnóstico y tratamiento de enfermedades, y en ese sentido Speckter explicó, en español con acento alemán, los rigurosos controles que en esa materia lleva a cabo CEDIMAT.

UN MINI CONSULTORIO

Ya que estaban ahí, algunos chicos ácidos que temen ir al médico porque piensan que saldrán con tres mil dolamas, aprovecharon para preguntar sobre la pertinencia reducir el ron y el tabaco a partir de los 50, o de hacerse el examen  de la próstata como manda la ley.

Aunque no es su especialidad, el cardiólogo Pedro Ureña les dijo que las pruebas tempranas de la próstata son vitales para enfrentar a tiempo cualquier enfermedad…y un colega que todavía no se somete al semejante experticio hizo una mueca de esas que reflejan mucha vergüenza, mucha vergüenza.

EL APORTE SOCIAL

Después que Milagros Ureña, directora general de CEDIMAT, ofreció detalles sobre el aporte académico de la entidad, los programas de postgrado y la preparación permanente que recibe el personal del centro médico, el doctor Eduardo Yermenos, director Médico del mismo, quiso resaltar el aporte social de una institución, que contrario a lo que piensan algunos, según sus propias  palabras, le abre las puertas a todos los dominicanos sin importar su condición social.

En ese sentido, destacó que en el 2005 los gastos del plan social ascendieron a RD$120 millones, por concepto de atención a pacientes pobres.

 “Yo quiero que eso quede bien claro porque algunos amigos nuestros han externado que solamente CEDIMAT es para personas ricas, y eso es falso, yo invito a que vean el diario vivir y los pacientes que se reciben, a parte de las jornadas que benefician a niños pobres que reciben asistencia a través de Heart Care International”.

PADRES POR FE

Como se acerca del Día de los Padres un colega dijo que a él hay que hacerle el mejor regalo del mundo porque, porque ser padre es un acto de fe.

¿Quieren saber por qué? Según este chico ácido siempre se sabe quién es la madre, pero a los hombres se les dice este hijo es tuyo, y hay que aceptarlo aunque sea mentira… ¿Verdad que es bárbaro ese amigo de El Día?

Suerte que eso no lo escucharon los invitados, entre estos los doctores César Fabricio González, Eduardo Lomba Alvarez y Rafael Fermín, que representan la nueva camada de especialistas de CEDIMAT.

Particularmente García anunció que a partir de agosto la institución comenzará a implementar un novedoso procedimiento para la eliminación de fibromas sin necesidad de hacer cirugías.

El procedimiento se llama embolización de fibromas, que es mínimamente invasivo, y es una técnica parecida al cateterismo cardíaco, porque se utiliza un catéter con el que se avanza hasta la arteria que nutre el útero y se inyectan  partículas que bloquean el flujo sanguíneo.

El resultado es la eliminación de los miomas, o en su defecto, de los síntomas que afectan a las mujeres que desarrollan estas patologías.

Al escuchar tantos avances, una chica ácida medio paranoica con el tema de las enfermedades catastróficas, decidió ponerle fin a sus medios y hacerse todas las pruebas que sean necesarias para detectar a tiempo cualquier enfermedad.