Aliados del lavado y el narcotráfico

Aunque narcotráfico y lavado  no son la misma cosa indudablemente están ligados, porque aunque hay diferentes maneras de hacer dinero que requieren  lavado o blanqueado, el que se produce por vía de la elaboración y  comercialización de narcóticos, necesariamente requiere de  mecanismos que conviertan ese dinero en potable y limpio,   pero por la forma inteligente como estos temas se manejan, lamentablemente mucha gente se hace la idea de que quienes realizan esas actividades son  personas de las clases marginadas o “saltapatrás”, desconocidos  o aventureros nacionales o extranjeros.

Blanquear o lavar es pasar cualquier cantidad de dinero obtenido por actividades dudosas e ilícitas por el proceso normal del sistema económico y financiero, por lo que se  pagan importantes comisiones o peaje a fin de que quede limpio y pueda ser usado o transferido a cualquier lugar, y eso no lo puede hacer todo el mundo. Hay muchas actividades que producen grandes cantidades de dinero que requieren lavado como por ejemplo: evasión, robo, soborno, trafico de influencias, etcétera, pero  también el que se produce por la vía del narcotráfico.

Para que se pueda tener una idea más acabada con respecto al narcotráfico, hay que saber que se trata de  actividades empresariales inmensamente grandes, que requieren elaboración de planes bien concebidos, en los que intervienen muchos aspectos, como  personal especializado. La logística para desarrollar una empresa de esa índole con éxito, no la puede realizar cualquiera, porque para ello se requieren de muchos factores importantes que no todo el mundo los tiene a su alcance. El producto llamado narcótico o droga, prohibidos en casi todos los países, requiere de mucha protección y engranajes importantes para poderse llevar a cabo.

Para elaborar  narcóticos se requieren  materias primas producidas por empresas y laboratorios, aunque  probablemente ellos mismos sean  dueños o socios.  Luego de elaborados, ya como producto final,  tienen que ser vendidos a través de sus representantes y distribuidores en todo el mundo, especialmente los que más capacidad económica tienen para adquirirlos o servir de puente, y ser transportados en furgones, barcos,  aviones, camiones, etc.

La multimillonaria cantidad de dinero que produce y  mueve diariamente esa actividad “comercial”, tampoco la pueden manejar personas sin mucha solvencia, sino que requieren de aliados o contactos importantes en estamentos reconocidos de la sociedad y con poder  para que ese dinero no llame la atención. Porque cualquiera no puede de la noche a la mañana mover y  depositar diariamente millones así por así, sino que hace falta quienes realicen esas actividades o transacciones como si fueran normales.

Un experto en el tema del narcotráfico expresó: “los mejores aliados del narcotráfico y el lavado son los que dentro del sistema actúan sin despertar sospecha y cuentan con algún tipo de apoyo  en sectores importantes de la sociedad, sin descartar ninguno, sean oficiales o civiles”. Y agrega: “combatir solo el consumo y quienes detallan, ignorando la existencia y complicidad de los grandes aliados, es como buscar una aguja en un pajar”.