Alianza público-privada genera una nación menos burocrática

1D_Economía_19_6,p01

La alianza público-privada que lidera el presidente Danilo Medina, en coordinación con funcionarios del gobierno y representantes del sector productivo, ha generado un país menos burocrático, más productivo y con mayores y más diversas exportaciones, lo que crea más y mejores empleos formales.
Así se expresó ayer la directora de la Oficina Nacional de Estadística (ONE), Alexandra Izquierdo, al pronunciar las palabras de apertura de la III Conferencia Nacional de Estadística, con el tema “Ecosistema de Datos para la Innovación y la Competitividad” que se celebró en el hotel El Embajador.
Planteó que se trata de una cadena virtuosa en pos de la competitividad apelando a la innovación.
Precisó que dicha cadena implica la participación de actores relevantes de la sociedad, tanto del sector público como privado, quienes tienen en común el ímpetu de avanzar en una agenda que permita establecer una verdadera cultura de la innovación y de la competitividad.
Explicó que para ello se requiere, de manera transversal e impostergable, consolidar una cultura estadística “construyendo en su nombre un ecosistema de datos como respuesta al importante desafío de que en la República Dominicana exista un entorno sostenible de datos abiertos”.
Consideró que con ese entorno de datos abiertos y consolidados el país gana credibilidad ante la comunidad internacional y tendrá mayores posibilidades de inversión extranjera y acceso a financiamiento.
Anunció el proyecto de diagnóstico nacional de innovación para expandir el conocimiento y visualizar el alcance de la innovación pública y privada, cuyos resultados “nos darán una panorámica de la realidad dominicana y así ofrecer estadísticas que sirvan de base para la toma de decisiones y políticas públicas”.

Agregó que en la actualidad enfrenta el reto de producir más y mejores alimentos, de invertir en tecnología, en investigación y en conducir a las nuevas generaciones hacia las carreras en las que efectivamente habrá demanda en el futuro inmediato.
Asistieron a la actividad el ministro de Economía, Planificación y Desarrollo, Isidoro Santana; el director ejecutivo del Consejo Nacional de Competitividad, Rafael Paz; el representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID), Miguel Coronado; el vicepresidente ejecutivo del Consejo Nacional de la Empresa Privada, César Dargam; el ministro de Industria, Comercio y Mypimes, Nelson Toca Simó, y el ministro de Defensa, Rubén Paulino Sem, entre otros.
El ministro de Economía, Planificación y Desarrollo al disertar sobre “La innovación y la competitividad, en el marco de la Estrategia Nacional de Desarrollo, afirmó que propiciar el aumento continuo de la competitividad del país tiene mucho que ver con el desempeño que tenga la Oficina Nacional de Estadística.
Explicó que bajo su responsabilidad está que el país consiga avanzar en la línea de acción de la Estrategia Nacional de Desarrollo (END) que dispone “consolidar y fortalecer el Sistema Estadístico Nacional con estándares nacionales únicos”.
Resaltó la importancia de que el país cuente con un ecosistema de datos para las políticas públicas que impulsen procesos innovadores que puedan impactar en mejorar no solo la competitividad en el país, sino todo el proceso económico-social.
Explicó que desde la concepción de la END se tomó en cuenta la importancia de la información, la innovación y competitividad para lograr el impulso.
Indicó que las políticas de innovación, articuladas con las ciencia y la tecnología, son necesarias para vincular los esfuerzos de empresas, Gobierno y sectores académicos.
Alejandro Patiño, experde la Cepal en innovación y nuevas tecnologías, habló sobre “Impacto de los datos en la innovación”.

La digitalización
El representante del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) en el país, Miguel Conrado, consideró que la digitalización facilita las actividades cotidianas y ofrece un abanico de oportunidades que el país debe aprovechar.
Favoreció recopilar y analizar datos sobre la innovación para evaluar su desempeño a lo largo del tiempo y el impacto de las políticas de apoyo que puedan existir.
Expresó que los países de América Latina enfrentan retos para la generación de datos confiables, producidos con frecuencia sobre datos básicos sobre innovación.
Resaltó la importancia de publicar datos que sirvan y alimenten la innovación.
Explicó que los datos que publican los gobiernos, los cuales muchas veces guardan en lugar de compartir, pueden ser usados para innovar.
Indicó que en el BID trabaja intensamente con la ONE desde hace más de quince años. Indicó que el BID colaboró en un proyecto de fortalecimiento institucional que contribuyó al desarrollo y la consolidación de la entidad.
Indicó que en este año se sigue trabajando mano a mano con la ONE para fomentar su liderazgo en la región y enfrentar la revolución de los datos.
Expresó que el BID y la ONE realizan un diagnóstico de innovación que tiene tres pilares: hacer un mapeo de los actores y datos relevantes para la generación de indicadores recurrentes de innovación; compilar datos e indicadores disponibles de innovación para su posterior colocación en el portal web institucional de la ONE para consulta pública, y estructurar el marco conceptual para la implementación de una cuenta nacional de innovación de manera recurrente.
Cree que el rol de la ONE es fundamental para lograr reformas estructurales que apoyen la innovación, con la finalidad de coordinar las actividades de generación, producción y publicación de datos del sector público.