Alimentos morados tres exquisitas y saludables recetas

Alimentos morados tres exquisitas y saludables recetas

Una inteligente opción. El color se debe al contenido de un pigmento denominado antocianina, potente antioxidante muy beneficioso para el organismo. Estos alimentos son ricos en vitaminas A, del grupo B, K y C , así como en minerales como el magnesio, potasio y fibras. Muchas razones por las que incluir remolacha, arándanos, repollo morado, cebollas… en la dieta diaria

Los alimentos de color morado son diversos, además de las exquisitas recetas que se pueden elaborar.

Pero también, les contamos, hay otras importantísimas razones para incluirlos en la dieta diaria.

Entre los alimentos morados más conocidos y de común consumo destacan: los arándanos (cranberries), mora, uvas moradas, berenjenas, repollo morado, cebollas moradas…
El color morado de estos alimentos se debe a su contenido de una sustancia llamada antocianina, lo que los hace ricos en antioxidantes y en “superpoderosos” para prevenir innúmeras enfermedades.

Según estudios sobre este tipo de alimentos, con los que se pueden elaborar exquisitas, rápidas y fáciles recetas, son súper saludables.

Tienen múltiples vitaminas, y entre los beneficios que más se destacan con su consumo figuran que contribuyen a prevenir afecciones cardiovasculares, del sistema digestivo, ayudan a prevenir cánceres, mejoran la memoria, el funcionamiento del sistema urinario y previene el proceso de envejecimiento por su alto contenido en antioxidantes.

Además de las razones anteriormente mencionadas para comer estos alimentos, es muy importante a tomar en cuenta la frescura que estos aportan al organismo, es decir, que son ideales para esta temporada de verano que recién inicia.

Aquí tres deliciosas recetas que se pueden preparar en un santiamén para disfrutar en casa.

Recetas
Cebolla moradas rellenas

3 cebollas moradas
3 tomates secos en aceite
30 gramos de pan rallado
40 gramos de queso parmesano rallado
12 almendras tostadas
Sal
Pimienta negra molida
Tomillo fresco
Aceite de oliva
Preparación. Pelar las cebollas y cortar un poco de los extremos superiores e inferior para que sirvan de base y no se vuelquen. Cortar por la mitad y hacer un hueco en el medio y vaciar con cuidado, dejando las dos capas exteriores intactas. Se pueden cubrir el fondo con un trozo de la cebolla que se había retirado. Luego que tenemos la cebolla en forma de molde para rellenar, picar los trozos de cebolla que se habían vaciado y sofreír en una sartén con un poco de aceite de oliva durante 10 minutos. Añadir el pan rallado, los tomates secos y las almendras, ambos bien picados, y el queso parmesano rallado. Salpimentar al gusto. Rellenar las cebollas con la mezcla y cubrir con un poco más de queso parmesano rallado. Colocar en una fuente de horno y rociar con un chorrito de aceite. Cocer en el horno, precalentado a 200 ºC con calor arriba y abajo, durante 20 minutos. Luego retirar del horno, decorar con tomillo fresco y servir inmediatamente.

Berenjenas asadas

8 berenjenas grandes
1/2 taza de aceite de oliva
1 1/2 cebollas picadas
1/2 taza de perejil picado
1/4 de taza de vinagre blanco
Sal y pimienta al gusto
Preparación. Cortar las berenjenas en rodajas de 1 cm cada una y untarlas con el aceite con una brocha para cocina. Colocar las rodajas sobre una parrilla para asar, poner las rodajas encima y cuando estén doradas, retirarlas del fuego. Ponerlas en un platón y agregar la cebolla, el perejil, el vinagre, el resto del aceite, sal y pimienta, y revolver para que se integren los ingredientes. Dejar reposar por 30 minutos a temperatura ambiente antes de servir.

Ensalada de repollo morado

1/2 repollo morado
1 cebollín
Mostaza en grano o molida
1 cucharadita de miel
Vinagre balsámico
Aceite de oliva
Sal y pimienta al gusto

Preparación. Cortar el medio repollo en juliana bien fina. Luego cortar el cebollín en rodajas bien finas incluida la parte verde. Mezclar bien con el repollo en un tazón para ensaladas. Por otro lado, preparar el aderezo, mezclando en un frasco o fuente el vinagre balsámico, el aceite de oliva, la sal, la pimienta y la mostaza en grano machacada. Agregar también la cucharadita de miel. Tapar el frasco y agitar o si es una fuente mover con un batidor, hasta que se unan todos los ingredientes. Rociar la ensalada con el aderezo remover para que todo esté cubierto y listo.