Allanan casa de general Sierra

http://hoy.com.do/image/article/53/460x390/0/4BBE5D1D-F68E-4FF0-8C74-BF4C362B84B9.jpeg

POR FERNANDO QUIROZ
El ex jefe de la Fuerza Aérea, Virgilio Sierra Pérez, dijo que es “víctima de una persecución” luego que dos fiscales acompañados de tropas vestidas de civil allanaron por más de seis horas su apartamento en Gascue. Heberto Sierra Pérez, hermano del ex general retirado, dijo que los fiscales se llevaron algunos documentos que encontraron en la vivienda.

Al marcharse los fiscales y agentes lanzaron los vehículos contra los periodistas que se les acercaron a tratar de conseguir informaciones.

El allanamiento se inició alrededor de las cuatro de la tarde de ayer y los fiscales se marcharon del lugar a las 11:20 de la noche. El apartamento está en el séptimo piso, en el lado oeste, de la torre Residencia, en la avenida Pedro Henríquez Ureña número 22, casi esquina Rosa Duarte.

Las autoridades que hacen el allanamiento mantuvieron estricto hermetismo sobre lo que se busca en la residencia del ex general Sierra Pérez.

A las 7:15 de la noche llegó Eligio Jáquez, dirigente del Partido Revolucionario Dominicano (PRD), y alrededor de las nueve llegó el ex fiscal de Santo Domingo, Eddy Olivares.

A las 11:30 de la noche, el ex general emitió una declaración en la que expresó:

“En la tarde de hoy (ayer) mi familia y yo fuimos sorprendidos por un allanamiento que entiendo que solo pudo estar motivado en la frustración que le generó al doctor Vinicio Castillo mis respuestas (como testigo) en una demanda judicial de carácter privado entre el señor Hernani Salazar y él, en la que yo no tenía absolutamente nada qué aportar.

“La sospechosa requisa se prolongó por unas seis horas, con la revisión de todos los documentos encontrados en mis archivos, fotografías, videos familiares, libros, facturas de ferreterías, matrículas de vehículos de motor y contratos de ventas con el Banco Central de la República, los cuales se pudo comprobar que no tienen absolutamente ninguna vinculación con el juicio de Hernanin Salazar versus Vinicio Castillo ni con ningún otro caso judicial.

“Les brindamos nuestra cooperación a los fiscales actuantes y al personal de la DNCD (Dirección Nacional de Control de Drogas) porque como hemos señalado siempre no tenemos nada que ocultar ni de qué arrepentirnos en nuestra vida pública y privada. “Mi familia y yo nos sentimos víctimas de una persecución que no merecemos en razón de que lo único que hemos hecho es servirle al país desde nuestras gloriosas fuerzas armadas con honestidad y lealtad”. Jáquez es uno de los principales líderes del grupo de seguidores del ex presidente Hipólito Mejía en el PRD.

Sierra Pérez fue jefe de la Fuerza Aérea en el último tercio de la administración de Mejía que concluyó en agosto pasado. Fue sustituido por la administración del presidente Leonel Fernández.

Jáquez fue quien informó a los periodistas que el allanamiento lo hacían dos fiscales. Consideró Jáquez que se trata de una acción premeditada del gobierno “en venganza” por la actitud que asumió Sierra Pérez en el juicio por difamación al senador Hernani Salazar Simó que se le sigue al doctor Marino Vinicio (Vincho) Castillo Rodríguez.

Jáquez dijo que cuando Sierra Pérez se presentó el lunes a testificar “no se prestó a hacerle el juego a los abogados Castillo”. Por esto, consideró que esto es algo dirigido desde el gobierno, “¡¿o es que usted se cree que es Vincho Castillo?!”

Dijo que el ex presidente Mejía llamó a la residencia de Sierra Pérez en horas de la tarde pero que no pudo conversar con el ex general. Indicó Jáquez que Mejía pudo hablar con una hermana de Sierra Pérez porque el ex jefe de la Fuerza Aérea estaba atendiendo a los fiscales.

Jáquez consideró que con esa medida el gobierno busca intimidar y la medida está encaminada a vincularlo con el ex capitán del Ejército, Quirino Ernesto Paulino Castillo, quien es juzgado en Estados Unidos por narcotráfico y lavado de activos. Explicó Jáquez que según la orden los fiscales buscan documentos, fotografías, videos y algún tipo de documentación que lo relacione con Paulino Castillo. Indicó que el pedido de allanamiento lo hizo la Fiscalía del Distrito Nacional.

Agregó que Sierra Pérez siente que hubo “una velada amenaza del doctor Castillo Rodríguez” al término de su testimonio la noche del lunes.

Olivares dijo al llegar que el allanamiento “es extraño, atropellante y muestra la incapacidad de investigación de las autoridades del ministerio público”, las que entiende “están dando palos a ciegas. Eso han mostrado en los últimos hechos”.

Poco después de las seis de la tarde el fiscal Frank Polanco, uno de los actuantes bajó con documentos en un fólder y junto con un hombre vestido de civil que en el lugar se comentó que era un coronel, pero de quien los periodistas no pudieron precisar nombre o rango. El fiscal se montó en un vehículo y se marchó por 20 minutos. Cuando volvió subió de nuevo al parecer acompañado de otra persona. Alrededor de las once de la noche todavía no había vuelto a bajar.

Se comentó entre personas que bajaron desde el edificio que el ex general Sierra Pérez mostró enojo cuando los fiscales decidieron revisar la habitación que perteneció a su hijo adolescente, quien murió hace unos meses en un accidente automovilístico. Esa habitación, se indicó, se mantiene tal y como la dejó el hijo del ex oficial.

Jáquez dijo que el trato de los dos fiscales ha sido de consideración y respeto.