“Almacenados”, un melodrama minimalista en Morelia

Los actores Hoze Meléndez (izquierda) y José Carlos Ruiz, protagonistas de la película "Almacenados", durante una rueda de prensa en la presentación de la cinta en el Festival Internacional de Cine de Morelia, el 29 de octubre de 2015, en Morelia, México.  “Almacenados” transcurre en una enorme bodega vacía con dos empleados: Un joven que acaba de entrar a trabajar a una empresa de mástiles y astas y un viejo que tras 39 años en el mismo puesto está a punto de jubilarse. (Foto AP/Berenice Bautista)
Los actores Hoze Meléndez (izquierda) y José Carlos Ruiz, protagonistas de la película "Almacenados", durante una rueda de prensa en la presentación de la cinta en el Festival Internacional de Cine de Morelia, el 29 de octubre de 2015, en Morelia, México. “Almacenados” transcurre en una enorme bodega vacía con dos empleados: Un joven que acaba de entrar a trabajar a una empresa de mástiles y astas y un viejo que tras 39 años en el mismo puesto está a punto de jubilarse. (Foto AP/Berenice Bautista)

MORELIA, México. La cinta “Almacenados” transcurre en una enorme bodega vacía con dos empleados: Un joven que acaba de entrar a trabajar a una empresa de mástiles y astas, cuyo principal cliente es la embajada de Estados Unidos en México, y un viejo que tras 39 años en el mismo puesto está a punto de jubilarse.

El señor Lino, interpretado por el veterano actor José Carlos Ruiz, debe enseñarle en cinco días todos los detalles de su oficio al joven Nin (Hoze Meléndez), como llegar siete minutos antes de la hora porque el reloj que registra su entrada está adelantado y nunca lo han podido arreglar.

La frase favorita de Lino es “vamos a lo que vamos”, pero suele pasar el día sentado frente a su viejo escritorio, a la espera de envíos de mástiles que no llegan. Nin se muere de aburrimiento, pero no deja de ir al trabajo, ha tratado de encontrar otros empleos estables y no lo ha conseguido. “Ese es para mi gusto la tragedia más grande de la historia y la tragedia más grande que pasa en este país ¿Cuánto potencial hay allá afuera que acaba desperdiciado? ¿Cuántas vidas talentosísimas que acaban en trabajos inútiles que no tienen sentido?”, dijo el director de la cinta, Jack Zagha Kababie, durante la presentación. “Almacenados” nació como un guion cinematográfico del dramaturgo español David Desola, quien la transformó en una obra de teatro para poder presentarla al público.

El guion de la cinta lo escribieron finalmente Zagha Kababie y Desola. Ruiz, ganador de cinco premios Ariel, participó en películas como “Los albañiles” y “Goitia, un dios para sí mismo”, así como en una gran cantidad de telenovelas, pero reveló que crear a Lino fue todo un reto. “No me había enfrentado a un personaje tan árido, tan desprovisto de herramientas para trabajarlo”, señaló el actor nacido en Zacatecas, México. “Sin camino, sin asidero, sin qué hacer en la vida más que perder el tiempo miserablemente, todo esto ya de alguna manera era el personaje”. El actor con más de 55 años de carrera tuvo que aprender 100 páginas de guion para este personaje.

“Debo decir que es como un hijo bastardo, debo decir que lamento mucho haberlo parido y al mismo tiempo me siento muy orgulloso”, señaló con humor. “Fue un esfuerzo de verdad horrendo”. Zagha Kababie había colaborado con Ruiz en su anterior película, “En el último trago”. “Siempre lo tenía en mente, siempre decía él puede ser el señor Lino. Pero como dijo José Carlos, fue un trabajo muy complicado entre los dos. Hubieron momentos de casi soltar la toalla de ambos”, dijo el director a The Associated Press tras la presentación de la cinta.