Alza en impuesto al tabaco en Uruguay es “afán recaudatorio”, dicen tenderos

Tabaco

Montevideo. Los tenderos uruguayos creen que la reciente subida del impuesto al tabaco de un 15,5 % se debe al “afán recaudatorio” del Gobierno y no a una medida para reducir el consumo de cigarrillos, dijo hoy a Efe el presidente de la Asociación de Kioscos y Sub-Agentes de Quinielas del país, Claudio Orrego.

El presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, firmó este viernes un decreto por el que se incrementa el Impuesto Específico Interno (Imesi), el gravamen que se aplica al tabaco y sus derivados, que será de 52,22 pesos (unos 1,68 dólares) para las cajas de cigarrillos y de 23,26 pesos uruguayos (unos 0,75 dólares) para los paquetes de tabaco.

Hasta ahora, el precio aproximado de un paquete de cigarrillos era de entre 95 y 100 pesos (de 3 a 3,2 dólares) -impuestos incluidos- y con el aumento del Imesi subirá en torno a 15 pesos (0,48 dólares).   Según Orrego, esta medida solo provocará que aumente el contrabando de tabaco y no servirá para reducir el número de fumadores, dado que el precio del tabaco de contrabando se sitúa entre 35 y 40 pesos (entre 1,1 y 1,3 dólares).

“Esto es una campaña para conseguir recursos del Gobierno, que utiliza esto para pegarnos. No soluciona nada. De esta manera se fomenta el consumo de tabaco de contrabando, que no cumple ninguna normativa vigente y que no paga ningún impuesto y va a las arcas del contrabandista”, subrayó.   “El fumador que ya tiene instalado el vicio, el fumador que necesita fumar… cuando no tiene los recursos acaba comprando cigarrillos de contrabando”, añadió Orrego.