Amable cumpliría con estado de derecho y propiciaría reforma

http://hoy.com.do/image/article/137/460x390/0/03FC1531-365E-4EBE-AC9F-90C8817EC0FE.jpeg

ADALBERTO DE LA ROSA
a.rosa@hoy.com.do
Los pilares en que se fundamentaría un gobierno que encabece el licenciado Amable Aristy Castro, serían  el cumplimiento del estado de derecho, con respeto a la Constitución, las leyes y los compromisos  contraídos por el Estado.

Aseguró que es lo que le ha faltado al gobierno del Partido de la Liberación Dominicana (PLD), porque el presidente Leonel Fernández no cumple con las leyes, acuerdos ni convenios que comprometen al Poder Ejecutivo.

Dijo que el presidente ha sido reiterativo en la violación a leyes como la 66-97 sobre educación pública y la de salud porque no destina la parte del presupuesto contemplado en la legislación, pero tampoco las referidas a las asignaciones a la Cámara de Cuentas y al Poder Judicial.

El coordinador de la exposición, Juan Bolívar Díaz, le recordó que existen otras leyes que tampoco se aplican como es la de Migración, la de Presupuesto Participativo, la de Contratación de Obras del Estado y la que crea el Consejo Nacional de Discapacitados. 

Aristy  Castro consideró que el jefe del Estado  le faltó el respeto al país, cuando a través del programa “Las propuestas de los candidatos”, prometió dentro de sus prioridades mejorar la educación y la salud.

 “Me sentí frustrado cuando vi al señor presidente de la República prometer mejoría en la salud y educación, porque, cómo le viene a decir al país que esas serían sus prioridades si tiene ocho años y no resuelve ninguna. El presidente Fernández es el primer violador de las leyes dominicanas”, aseguró el candidato reformista.

Indicó Amable Aristy que esa falta de estado de derecho y la inseguridad jurídica aleja las inversiones  y se expresa en violaciones a todas normas, leyes y principios por parte del gobierno que encabeza el presidente  Fernández.

Dijo que para cambiar esa realidad simplemente hay que cumplir con las leyes y hacer lo que corresponde, sin pasarle por encima a la Constitución. Prometió una reforma a la Carta Magna para que haya una verdadera independencia del Poder Judicial y para que el Ministerio  Público no esté bajo dominio del gobierno.

También introducirá cambios para variar la forma como se escogen los miembros de la Cámara de Cuentas y para que los fiscales no sean designados por el Ministerio Público.

 Dijo que cuando le correspondió modificar la Constitución de la República, el 14 de agosto del año 1994, lo hizo apegado a la Ley. Aseguró que siempre escogerá el camino de la legalidad y no el de la conveniencia,  al momento de asumir su responsabilidad pública.

Reveló que cuando sepropuso la reducción de dos años al gobierno de Joaquín Balaguer, se tomó su tiempo para estudiar la  propuesta.

“Yo no firmo absolutamente nada que no lea, cuando me llevaron el proyecto para reducirle los años a Balaguer me dijeron: “firme ésto aquí”, y yo le dije que primero tengo que leer lo que voy a firmar”.

 Reveló que en esa ocasión algunos organismos internacionales y partidos políticos lo que  querían era  que se redujera  un año y medio y que en vez de un 50% fuera un 40 ó 45% para ganar las elecciones.

Insistió en que un legislador tiene que defender la nacionalidad dominicana ante todo, porque en algunos casos el presidente se puede equivocar.

Defiende casos playa Macao y la Liga

Amable Aristy Castro  reveló que las conflictivas tierras turísticas de Playa Macao fueron declaradas de utilidad  públicas por iniciativa suya ante el presidente Joaquín Balaguer.

Dijo que pese a que  su familia tenía terrenos en esa zona, los predios fueron repartidos entre los pobres de la Provincia La Altagracia.

Aseguró que nunca ha tenido tierra del Estado y sostuvo que de las miles de tareas que se repartieron en esa provincia no le tocó ni un  puñado.

Indicó que con el tiempo siempre sale la verdad de las cosas y que nadie en su provincia puede acusarlo de haberse beneficiado de terrenos y menos cuando era presidente del Senado.

 Afirmó que sería incapaz de cometer una acción como esa y pidió a cualquier ciudadano, que  le señale en ese sentido porque nadie se lo va a creer.

Con relación a su designación como secretario general de la Liga Municipal Dominicana, dijo que no fue un error ni se arrepiente de haber dado ese paso.

Confesó que no quería ese cargo, que estaba bien en el Senado, pero que fue el propio  Joaquín Balaguer quien le pidió que asumiera esa responsabilidad.

Aclaró que no se violó ninguna ley con su designación, primero porque había renunciado a la senaduría, y segundo porque quienes lo juramentaron tenían la autoridad para hacerlo porque el incumbente  de Interior y Policía es el secretario ex-oficio de la Liga.

   Indicó que a pesar de que el PRD, con el entonces secretario de la  Presidencia a la cabeza, Siquió NG de la     Rosa, le retiró los recursos, hizo una buena gestión, a tal punto que los propios síndicos decidieron reelegirlos en el cargo por un nuevo período.