Amable  revive la esperanza de vivir  entre  gente pobre

RADHAMÉS GONZÁLEZ
r.gonzalez@hoy.com.do
San Francisco de Macorís.-
   Si bien no desarrolla planes de asistencia social y donaciones de alimentos exhibiendo grandes recursos,  el candidato presidencial reformista Amable Aristy Castro se empeña en poner “algo”  en las manos de gentes necesitadas que lo persiguen o lo acosan por un salami o una papeleta de cualquier denominación.

 Además de regalar  una papeleta de 50 ó 100 pesos a quienes acuden a sus caravanas, Aristy Castro siente también preocupación por aquellas personas que son afectadas por enfermedades graves como cáncer de mama o de la médula espinal o deformaciones físicas.

 Para estos casos dispone que su equipo médico analice cada caso y le haga las recomendaciones que entienden más adecuadas.

Para  estos y otros casos “graves”,  Aristy Castro aporta sumas  que a veces sobrepasan el medio millón de pesos.

 Otras veces dona, por ejemplo, sillas de ruedas para gentes que padece limitaciones físicas que les impiden movilizarse.

No ha habido visitas al interior del país  en las que el candidato reformista a la Presidencia de la República no haya entregado sillas de rueda o mosquiteros y canastillas a mujeres embarazadas.

 Los pedidos son múltiples y se canalizan a través de dirigentes reformistas en cada pueblo.

Cuando no son los artículos ya citados, entonces Aristy Castro dona pequeñas sumas de dinero o un salami.

Ayer, en el programa de entrevistas “Punto Final”, del periodista Antonio María,   Aristy Castro dijo que su deseo es que en un gobierno encabezado por él no se hagan rifas, se hagan colectas o se pida ayuda a través de algunos medios.  

ZOOM

En mal estado

Ayer en San Francisco de Macorís la caravana circuló por dos calles que tienen nombres de ilustres dominicanos y que se hallan en un estado deplorable. Se trata de las vías que llevan los nombres de los ex presidentes Joaquín Balaguer y del profesor Juan Bosch. Están ubicadas en el Barrio Vista al Valle. Son vías de mucha longitud y merecen ser incluidas con prontitud en la lista de calles que son  bacheadas.