Ámbar regresa al mundo artístico

Con más deseos y más fuerzas que nunca regresa al mundo artístico la cantante Ámbar, “La nieta de Matón”,  dispuesta a entregar lo mejor de sí.

 Y es que aunque dice haber hecho una pausa en sus presentaciones, afirma que nunca paró de trabajar y de hacer música.

Luego de lanzar su primer disco hace ya cinco años, la  intérprete de bachata que en sus inicios empezó con el género balada,  está culminando su segunda producción, un  disco que aún no tiene nombre, pero que saldrá a mediados de año e incluirá música típica, merengue y bachata.

El cambio.  “Ámbar Dominante” fue el nombre con que inició su carrera de bachatera, pero luego, como una forma de rendir tributo a su abuelo y recordarles a muchos quién era él, decidió cambiar su nombre artístico y ponerse Ámbar, “La nieta de Matón”.

 “Mi abuelo fue una gloria de la música típica nacional, con este nombre busco darle a conocer al que no conoce sobre mi abuelo y al que lo conoce, hacerlo recordar”, explicó la también comunicadora egresada de la universidad dominicana O&M.

Planes. Continuar grabando  discos y seguir promocionando sus temas son los planes inmediatos de la artista, quien aspira comercializarse más con este relanzamiento de su carrera.

Sus planes  futuros  incluyen una gira para llevar su música donde no la conocen y, para finales de año, grabar un disco que recogerá  las canciones más populares  de su abuelo, como una forma de homenajearlo.

ZOOM
Un poco más
Artista por vocación

Ynocencia Antonia Díaz Amézquita, nombre de pila de Ámbar, es oriunda  de Nagua. A los 10 años comenzó a cantar en el coro de su escuela. Estudió música en  la academia Iris del Valle, donde aprendió a tocar el bajo,  luego pasó al Conservatorio Nacional  de Música. Ya con un poco de experiencia,  recibió su primera oportunidad en el grupo  Las Chicas Dominicanas,  dirigido por César Rafael Peña.