Amenazas detrás del maravilloso mundo de las redes sociales

Para nadie es un secreto que las redes sociales se han convertido en una revolución que ha dado una visión distinta a la industria periodística en las maneras y formas en que las personas reciben y envían las informaciones.

Pero ¿qué son redes sociales? Las redes sociales son formas comunicación que permiten intercambio dinámico entre personas, grupos e instituciones en contextos distintos. Son sistemas abiertos y en construcción permanente que involucran a conjuntos que se identifican en las mismas necesidades y problemáticas, que se organizan para potenciar sus recursos, una de sus características principales es la gran capacidad que tienen para transmitir información.

Las redes sociales han tenido un gran impacto en la sociedad por las facilidades que se pueden obtener a través de éstas con tan sólo un clic puedes contactar con personas que se encuentran a millones de kilómetros de distancias. También al hacer clic en un enlace puedes  mantenerte al tanto de lo que ocurre a nivel noticioso.

Los tradicionales medios escritos, televisivos y radiales han tenido que unirse al mundo de la tecnología a través de periódicos digitales, portales, blog entre otros medios en la internet, pero también se han visto en la necesidad de colgar sus imágenes fotográficas, videos y enlaces de noticias en las redes sociales, las cuales se han transformado en  las principales plataformas de comunicación. Esto se debe a la gran cantidad de internautas que utilizan estas redes, lo cual ha sido aprovechado por los medios convencionales para dar a conocer lo que acontece en cuanto a noticias se refiere, eventos y todo lo que a ellos les interesa comunicar.

Cada vez más los medios periodísticos se ven obligados a compartir sus noticias con las personas por medio de las redes sociales, además de interactuar en la misma dimensión.

¿Qué tan seguro es usar las redes sociales? Las redes sociales han aumentado el número de usuarios. Facebook, por ejemplo, en febrero del 2013 alcanzó tener 1060 millones de perfiles. Una buena noticia para los creadores de software maliciosos que tampoco se han permitido quedarse atrás, entrando a las populares redes sociales.

Los desarrolladores de software maliciosos contenedores virus, también son parte de las redes sociales, los cuales se aprovechan de los internautas y de las instituciones para difundir sus virus, creando usuarios falsos, invitando a dar me gusta en sus fotos, enviando enlaces con temas atractivos para provocar interés en las personas y de esta manera caigan en la trampa y se contagien con virus que muchas veces lo que buscan es dañar el dispositivo, en otros casos lo que les interesa es extraer las informaciones y luego distorsionarlas.

¿El periodismo está en juego? El periodismo durante años ha sido la base de información principal donde las personas se educan, responden a ciertas inquietudes, además de alertar y crear conciencias y producir opinión pública sobre un tema de interés general.

No todo que se dice en las redes sociales se debe tomar como noticias.

Lo descrito en el párrafo anterior ha sido ampliado, ya que con el uso de las redes sociales las personas tienen la oportunidad de comentar las noticias, tener respuestas inmediatas de los temas que les preocupan, pueden hacer denuncias sin tener que dirigirse al medio sobre algo personal o que ocurre en su entorno.

A todas estas facilidades surge una agravante que se les escapa de las manos a los medios y es que no hay una red social que sea de uso exclusivo para el periodismo. Dicho en otras palabras aun no se ha creado una red con aplicaciones especiales a la cual solo tengan acceso los periódicos en líneas. Por ejemplo los gobernantes de Estados y funcionarios también son parte de las redes, pero a la vez podrían convertirse en víctimas de hackers maliciosos que usen sus cuentas para hacer declaraciones falsas.

En más de una ocasión se toman estas declaraciones para construir las noticias y luego difundirlas en el medio digital sin comprobar si es el usuario de la cuenta quien está dando la noticia, de manera que se interpone un asunto de ética periodística que podría verse en juego si nos dejamos llevar por la inmediatez, porque los hackers están al acecho de las cuentas importantes y burlase de los medios de comunicación y con esto restarles puntos a la prensa.

Los virus están al acecho de las redes sociales y no se escapa ninguna de esta mala práctica. Los medios periodísticos tampoco están libres de contagiarse con virus maliciosos.

Para los medios es importante tener muchas personas que sigan sus cuentas, porque con esto aumenta el número de lectores y a su vez también más personas comparten sus noticias con sus amigos o seguidores.

Los creadores de los virus dedican su tiempo a pensar como pueden transmitir sus infecciones, por eso existen millones de maneras de cómo llegar al objetivo que ellos quieren y variará según sus propósitos. Resultaría de mal gusto dar clic en una noticia y que de repente no veas la noticia, sino una imagen pornográfica en un medio que goza de alto prestigio y de credibilidad por la transparencia y veracidad en sus notas.

Los virus a parte de dañar los dispositivos desde donde los usuarios acceden a un mundo de informaciones, registros, cuentas y demás. También son capaces de ensuciar reputaciones, ya sea de una persona en particular como la de un medio especifico. Expresa Hiddekel Morrison, ingeniero en sistemas.

Los medios de comunicación no están exentos de caer en boca de los virus maliciosos que se propagan a través de las redes sociales. A pesar de las interacciones y facilidades que estas ofrecen para transmitir las informaciones a un público que en su gran mayoría la única forma de enterarse de las noticias es por medio de un twi por ejemplo, que les impacte con un título, o un enlace de una nota que les resulte de interesante.

Armas de dobles filos. A pesar de todas las maravillas que se obtienen con el uso de las redes sociales también hay que tener mucho cuidado, porque estas al ser vulneradas por los virus podrían generar en serios problemas y convertirse en armas de dobles filos.

Las redes sociales son los nuevos juguetes que los ciudadanos y las empresas han adaptado como medios de comunicación, convirtiéndose en algunos casos en imprescindibles por la cantidad de gente que intercambia información en las mismas.

Mientras tanto esta situación genera una vulnerabilidad ante los espionajes que se ejecutan por medios de estas, como robos de informaciones confidenciales y convertidas en virus maliciosos.

En más de una ocasión figuras de artistas conocidas en la mayor parte del mundo han sido utilizadas por los malware para difundir noticias falsas sobre ellos a través de las redes sociales, creando enlaces falsos y cuando la persona da clic para ver la noticia queda atrapado en el software creado con malas intenciones.

Las redes sociales son plataformas importantes en estos tiempos para los medios periodísticos, sin dudas algunas estas han abierto nuevas ventanas para filtrar las noticias, además de adentrar el periodismo en el mundo de las tecnologías. Pero no todo lo que se difunden en ellas se puede tomar como referencias para construir noticias.

Lo cierto es que las redes sociales son una realidad latente dentro de la nueva era periodística, que se debe aprovechar y usar de la mejor manera posible no dejarnos llevar por la inmediatez y comprobar las informaciones difundidas por las personas de renombre, artistas, gobernantes, deportistas, actores y actrices es una parte de las responsabilidades de un periódico.

Por consiguiente, es importante que el medio tenga los ojos bien abiertos a la hora de aceptar los amigos, seguidores, las mil y una maneras que tienen los softwares maliciosos de engañar y hacer daños que pudiesen ser irreparables.