América Latina, la segunda región del mundo con mayor fecundidad adolescente     

Embarazo

Guatemala. América Latina y El Caribe es la segunda región con mayor fecundidad adolescente en el mundo después del África subsahariana, según un estudio hecho público hoy en Guatemala por Unicef y la organización Plan.

En la región, una tercera parte de los embarazos corresponden a menores de 18 años y, de ellos, casi un 20 por ciento son de menores de 15, reveló la investigación.   Bajo el título “Vivencias y relatos sobre el embarazo en adolescentes. Una aproximación a los factores culturales, sociales y emocionales a partir de un estudio en seis países de la región”, el informe pretende explicar los factores que contribuyen a las altas tasas de embarazo.

Según este, en estas edades el embarazo “suele ser producto” de la violencia sexual, dado que las adolescentes están “expuestas a condiciones de alta vulnerabilidad, entre ellas a varios tipo de violencia y riesgos.   Como causas subyacentes de esta situación, el documento señala el matrimonio infantil, la desigualdad de género, los obstáculos a los derechos humanos, la pobreza, la violencia y la coacción sexual, la falta de acceso a educación y a servicios de salud reproductiva o la ausencia de una educación sexual adecuada.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) calcula que solo en el transcurso de 2002 alrededor de 150 millones de niñas adolescentes fueron víctimas de sexo forzado y otras formas de violencia sexual.

Con el propósito de visualizar esta problemática, durante el año 2013 se realizaron seis estudios “cualitativos”, en contextos rurales, indígenas, afrodescendientes y periurbanos de Brasil, Colombia, Guatemala, Honduras, Paraguay y República Dominicana.

En general en la región, una de cada tres jóvenes es madre antes de cumplir los 20 años y entre los países con más porcentajes de madres jóvenes están Nicaragua (28 %), Honduras (26 %), República Dominicana (25 %), Guatemala y El Salvador (24 %), Ecuador (21 %) y Bolivia y Colombia (20 %).   Solo en Guatemala, el 52 por ciento de la población tiene menos de 20 años de edad y el 76 por ciento menos de 30.