Amordazan y asfixian conocida dama vegana

POR RAFAEL ARACENA VALERIO
LA VEGA.- Fue asesinada ayer durante un robo en su residencia la señora Aída Gómez viuda De Moya, de 83 años, miembro de una distinguida familia local. Su cadáver fue hallado amordazado y atado en su lecho. La señora Gómez viuda De Mayo fue por más de 50 años maestra y secretaria de la Junta Electoral Municipal (JME) de aquí.

La mordaza le cubría la boca y la nariz, además de que tenía atadas las manos sobre la nuca. El médico legista dijo que la mordaza la ahogó.

La señora Gómez de De Moya es viuda del empresario Samuel de Moya. Del matrimonio nacieron cinco hijas. Residía frente al viejo árbol de tamarindo del parque Duarte, próximo a la Catedral y el viejo Palacio de Justicia, ya en desuso.

La anciana estaba sola en horas de la noche cuando fue asaltada. Una sirvienta la acompañaba durante día, pero este viernes era su descanso.

Las autoridades dijeron que desconocen si el crimen lo cometió una o más personas, pero presumen que actuó más de un delincuente por la forma en que fue atada y amordazada la señora Gómez viuda De Moya.

En la comandancia de la Policía local se informó que una persona estaba siendo interrogada sobre el crimen, pero no se le identificó.

El cadáver fue descubierto cerca del mediodía de ayer cuando una persona fue a llevarle comida y se extrañó de que no respondiera a sus repetidos llamados.

El médico legista, doctor Antonio Abreu, dijo que murió asfixiada, porque el lienzo que tenía atado sobre la boca y la nariz le impidió respirar, además de que tenía las manos atadas por sobre la nuca.

La Policía dijo que no se encontraron indicios de que opusiera resistencia. Cuando fue encontrado el cadáver cerca del medio día, el legista estimó que tenía unas 12 horas muerta.

El o los asesinos penetraron por una puerta lateral de la casa y robaron joyas que al parecer presumieron de mucho valor, pero que los familiares dijeron que eran fantasías.

Las habitaciones tenían un gran desorden, pues al parecer los asesinos buscaron en todos los muebles objetos qué robar.

Entre las cosas que robaron estaba un inversor de electricidad que la señora utilizaba en su vivienda.

La señora Gómez viuda De Moya fue maestra durante 50 años. Fue secretaria de la Junta Municipal Electoral de esta ciudad, presidenta del Instituto Vegano de Cultura y directora de Protocolo del Ayuntamiento local.

El cadáver fue trasladado ayer al Instituto de Patología Forense, en Santiago, para hacerle la autopsia.

Técnicos en investigación de homicidios de la Policía en esta ciudad consiguieron huellas dactilares en el lugar, se informó.

En el lugar del crimen estuvieron el fiscal, Ramón Santos Sirí; el procurador de la Corte de Apelación, Jorge Suárez, el legista Abreu y el comandante de Contra Homicidios de la Policía, Ramón Peña de León.

Según la Policía dijo que el aparente motivo del crimen fue el robo, ya que en el patio de la casa fueron encontradas joyas de “gold fill” pero desapareció el inversor de electricidad.