Ana Virginia De La Cruz promete ser una diputada cercana a la diáspora dominicana

Ana Virginia De La Cruz

La pre-candidata a diputada de ultramar por la Circunscripción N0.1 Ana Virginia De La Cruz, manifestó que la posición que aspira a ocupar ha sido altamente criticada, y con mucha razón, pues la gran mayoría de estos congresistas, no han realizado el más mínimo esfuerzo por construir una relación cercana con la población dominicana en el exterior ni con el partido.

La dirigente del PRM en ultramar entiende, que si bien es cierto que la principal función de un diputado de Ultramar es legislar políticas públicas que promuevan el desarrollo de los nacionales residentes fuera del país, se hace necesario que éste establezca un estrecho y permanente vínculo con la diáspora dominicana, para apoyarla y comprender sus necesidades cotidianas. Al igual que con sus compañeros del partido, los cuales son fundamentales para alcanzar esta posición.

Cree que no es justo ni ético, que muchos candidatos a la posición de diputados de Ultramar, una vez obtienen la posición se desaparezcan sin que la diáspora pueda realizar ningún contacto con ellos, e incluso se retiran algunos a vivir a la República Dominicana prácticamente, de ahí no solo el desconocimiento que expresa una gran mayoría de los dominicanos en el exterior sobre quiénes son, sino la alta tasa de rechazo que generan la mayoría.

En este sentido De La cruz expresó, que sus dos principales compromisos de campaña: El Foro de Políticas Públicas del Dominicano en el Exterior, el cual tiene como finalidad empoderar a la diáspora dominicana para que decida cuáles planes, programas y proyectos desea que el Estado Dominicano ejecute a su favor. Y la Oficina de Asesoría Legal y Comercial del Dominicano en el exterior, que permitirá que los dominicanos de su circunscripción, realicen operaciones legales y comerciales en el país con seguridad, eficiencia y pagando lo justo, van orientadas a dar respuestas a necesidades concretas de la comunidad.

La aspirante a congresista residente en New Jersey, considera que con dichas iniciativas, busca que se valore en su justa dimensión los aportes políticos y económicos que la diáspora realiza al país, ya que representan alrededor del 8% del PIB y aproximadamente el 12% de la población votante. Finalmente esta aseveró, que asimiló la mayor de las enseñanzas de su máximo líder  José Francisco Peña Gómez ¡Que primero es la gente!