Analizan desplome de España

Vicente del Bosque, capataz de España, muestra su tristeza luego de la derrota frente a Chile

EFE. Río de Janeiro. España se reencontró con la peor de sus imágenes en un Mundial, empujada al fracaso a las primeras de cambio y renunciando al estilo que le condujo al éxito, con retoques de Vicente del Bosque que no dieron sus frutos ante Chile en la segunda derrota que provoca la eliminación de Brasil 2014.

La selección española perdió en Brasil lo que tanto tiempo costó adquirir, saber competir. Ante Holanda se convirtió en un juguete en manos del rival en una segunda parte en la que no supo reaccionar ante la adversidad y acabó vapuleada. Frente a Chile, con la moral tocada, intentó levantarse ante la adversidad pero su intento acabó en un partido en el que perdió sus señas de identidad.

Vicente del Bosque renunció a un hombre de centro del campo para jugar con Pedro Rodríguez pegado a la banda derecha.

Entregó el mando a Xabi Alonso con la idea de mezclar el juego en corto con el largo, dar mayor velocidad, sin saber que por el camino lo que era un retoque al estilo acabó siendo una estocada de muerte.

El miedo al fracaso estuvo presente en España desde el inicio del partido en Maracaná, escenario donde como ocurrió en la final de la Copa Confederaciones se comenzó a perder en la grada. La mayoría de aficionados chilenos que emocionaron cantando el himno con el corazón antes de que sus jugadores iniciasen una exhibición física.