Analizan riesgos enfrenta el mercado de divisas

6D_Economía_10_5,p01

Líder de Ventas para México y Centroamérica de Bloomberg.

El mercado de divisas enfrenta varios peligros. El impacto inmediato en las corporaciones puede mitigarse a través de estos factores y adaptándose a los cambios.
De acuerdo con un informe de 2016 del Banco de Pagos Internacionales (BPI), más de 5 billones de dólares en divisas se negocian todos los días, lo que refleja la magnitud de este mercado.
Sin embargo, los participantes de este mercado enfrentan diversos riesgos y amenazas. Muestra de esto fue el episodio vivido a inicios de agosto entre China y Estados Unidos, después de que el país asiático devaluara su moneda a mínimos históricos, una decisión que tuvo implicaciones globales.

Para las tesorerías corporativas, operar en este panorama significa buscar diferentes estrategias que les permitan reducir o mitigar los riesgos inherentes del mercado, además de diseñar procesos que les den acceso a un panorama completo en cada operación, que asegure la protección de la misma y que refuerce la toma de decisiones.
Una buena opción es implementar herramientas electrónicas que nos permitan acceder a cotizaciones de divisas en tiempo real y nos proporcionen el contexto de mercado necesario para realizar cualquier transacción. El tiempo que dedicamos a las operaciones y la forma de realizarlas influye directamente en los resultados que queremos ver. Actualmente, hacerlo de forma electrónica nos permite ahorrar tiempo y dinero, mejorar los flujos de trabajo, hacer evaluaciones claras y agilizar nuestras estrategias.

Otro tema importante que deben tomar en cuenta las empresas con operaciones internacionales (expuestas a otras divisas) es el de cobertura cambiaria. De nuevo abordamos la volatilidad de las divisas: las compañías deben estar protegidas en caso de que una moneda tenga una valuación o devaluación más alta que esperada durante un período determinado.

Por ejemplo, si una compañía en México tiene un balance de 1 millón de dólares al inicio del mes, y al fin de mes el dólar sube y el peso mexicano se deprecia, el valor en términos de pesos mexicanos será mucho menor, pero eso no significa que la compañía vendió menos o que está teniendo un desempeño débil en comparación con meses anteriores. Poder anticipar estos movimientos ayuda a planear mejor las estrategias de inversión. Sin embargo, no es sencillo obtener la información adecuada para hacerlo.

Un factor adicional a tomar en cuenta es el contexto noticioso. Estar al día con las últimas noticias económicas e informes nos ayuda a comprender el entorno en el que está el mercado y ampliar la perspectiva. Especialmente en el paradigma actual, en el que un tuit puede brindar seguridad o desestabilizar a los mercados.
Saber que un evento en Estados Unidos está moviendo los mercados en un momento determinado y que esto tendrá un impacto en el precio del dólar, puede señalar a los tesoreros sobre posibles variaciones en las tasas de cambio, por ejemplo. Así, estar actualizados nos ayuda a anticipar, con lo que resalta la necesidad de información de confianza, entregada, a su vez, de forma veloz.

Hoy los mercados se mueven a un paso acelerado. La toma de decisiones se dificulta por la velocidad de los cambios y el desarrollo de diversos acontecimientos. Si las compañías logran evolucionar al paso del mercado y desarrollan una buena capacidad de adaptación, podrán tomar mejores decisiones en menos tiempo y con un menos riesgo. La velocidad y la garantía de calidad de los insumos en el flujo de trabajo de las tesorerías corporativas repercute en decisiones acertadas y operaciones exitosas.